Gracias a un equipo robótico subacuático, científicos pudieron detallar los hábitos alimenticios de las ballenas cachalotes

Gracias a un equipo robótico subacuático, científicos pudieron detallar los hábitos alimenticios de las ballenas cachalotes

La especie en peligro de extinción cuenta con gran atención por parte de los científicos. un equipo robótico subacuático mantiene la atención de las ballenas.

Desde hace algunos años la población de las ballenas cachalotes sufre los inminentes peligros de la extinción. Alrededor del planeta solo se cuantifican unos 2.500 ejemplares. Entonces los grupos ambientales encendieron sus alarmas para la preservación de esta especie. Lo primero que hicieron fue detectar las regiones en las que se encuentra su hábitat común. Esto se pudo lograr, en cierta parte, gracias a un equipo robótico subacuático, con el que además pudieron detallar sus hábitos alimenticios.

Científicos registraron por primera vez en imágenes el ataque de un tiburón blanco sobre una ballena jorobada

Aseguran que por lo general las víctimas en esta situación son los tiburones. Sin embargo el depredador logró someter al gigante de los océanos.

Poder señalar parte de sus hábitos alimenticios es importante para marcar una hoja de ruta en el mapa. Así conocer las zonas en las que se traslada y de esta manera poder establecer acciones más significativas. Varios de los peligros que este animal enfrenta son: la captura en redes de pesca ilegal, colisiones de embarcaciones marinas. Además la ingesta de escombros marinos y la perturbación causa el ruido provocado por el hombre, explica el portal Daily Mail.

El equipo robótico subacuático, no está tripulado. Pero cuenta con monitores acústicos que registran el sonido de las ballenas hasta a unos 3.200 kilómetros de distancia. Estos registran unas ondas de sonido que emiten los cachalotes a las que llaman proceso de ubicación de eco. Los datos obtenidos con el equipo robótico confirman que la mayoría de esta especie transita el noroeste del mar Mediterráneo.

Ballena Cachalote

El patrón alimenticio de las ballenas

Detectaron los científicos que las ballenas han cambiado su hábito alimenticio. Es decir adaptaron su forma de comer a la disponibilidad de su presa, con tal de huirle a la presencia del humano en las zonas que merodeaban anteriormente. Los cachalotes normalmente consumen pulpo, camarones, cangrejo y otros pescados.

"La información sobre la ecología de la subpoblación de cachalotes del Mediterráneo sigue siendo escasa. Los números no satisfacenlas necesidades de los gestores de conservación y los responsables políticos", dijo Pierre Cauchy, de la Universidad de East Anglia. Este científico es el autor del informe sobre la especie.

Asimismo aseguró que a finales de año tendrán mejor registro para trabajar en pro de la preservación de este animal. "El aumento de los esfuerzos de observación, particularmente en los meses de invierno, nos ayudará a comprender mejor el uso del hábitat e identificar los hábitats estacionales clave para permitir la gestión adecuada de las actividades de envío y pesca", finalizó.