Coronavirus: la vacuna que desarrolló Oxford podría proveer doble protección

Coronavirus: la vacuna que desarrolló Oxford podría proveer doble protección

El centro de investigación británico parece tener una ventaja sobre el resto de los científicos en la carrera para encontrar la vacuna contra el coronavirus.

Siete meses y medio de un 2020 que ha quedado para el olvido. La pandemia que desató el coronavirus se ha llevado alrededor de 586 mil personas. Además tiene a otras 13 millones 600 mil infectadas, de las cuales se han recuperado un poco más de la mitad. A diario ocurren más y más infectados en todo el planeta y el aparato económico se encuentra prácticamente detenido. Entonces un grupo de científicos se encuentran tras una vacuna que pueda devolver el mundo a la normalidad.

Coronavirus: anticuerpo presente en las llamas podría desarrollarse como un tratamiento potencial

El anticuerpo presente en el animal atacaría directamente la espiga en la superficie del coronavirus. Esto evitaría que el virus se una al receptor humano.

En la carrera por encontrar el generador de anticuerpos, la que desarrolló la Universidad de Oxford pareciera llevar la delantera. Desde la casa de estudios británica anunciaron que los ensayos en humanos han demostrado resultados alentadores. Desde hace unos dos meses habían registrado resultados positivos en simios.

Entonces comenzaron las pruebas en los humanos. El proceso todavía se encuentra recavando datos y hasta ahora son bastante prometedores, según reseña el portal inglés Sky News. El grupo de científicos tomaron varias muestras de sangres de los voluntarios. Entonces no solo se encontraron con que la vacuna generó anticuerpos, sino que además produjo células T.

Vacuna de Oxford

Las fechas objetivo para que la vacuna contra el coronavirus salga

Los profesionales de Oxford mantienen lo que han dicho desde que inició la investigación. "En la ciencia no hay certezas, cualquier cosa puede salir fuera de lo planificado". Sin embargo los tiempos que manejan, en caso de que las cosas sigan el curso que han tomado, es que la vacuna debería estar siendo fabricada masivamente para septiembre.

"El equipo que trabaja en esta vacuna está encaminado", dijo David Carpenter. Este científico es el presidente del Comité de Ética de Investigación de Berkshire, organismo encargado de supervisar y aprobar el trabajo de Oxford. "Nadie puede establecer fechas finales. Las cosas podrían salir mal, pero la realidad es que al trabajar con una gran compañía farmacéutica, la vacuna podría estar disponible en septiembre y ese es el tipo de objetivo en el que están trabajando", añadió.