Coronavirus: Oxford desarrolló vacuna que produciría inmunidad de larga duración

Coronavirus: Oxford desarrolló vacuna que produciría inmunidad de larga duración

La Universidad de Oxford en colaboración con el laboratorio AstraZeneca logra un avance prometedor en vacuna contra el Coronavirus Covid-19.

La pandemia global del Coronavirus Covid-19 pasa por uno de sus momentos más complejos a nivel mundial. Pero también hay fuertes esperanzas para encontrar por fin una vacuna efectiva.

La Universidad de Oxford en colaboración con el Laboratorio AstraZeneca han avanzado positivamente en el desarrollo de su vacuna experimental denominada AZD1222.

Coronavirus: Universidad de Oxford podría liberar su vacuna en septiembre

Autoridades a cargo de revisar la pruebas de la vacuna experimental contra el Coronavirus Covid-19 tienen buenas expectativas.

Durante las últimas semanas se han publicado algunos avances de investigaciones en donde todo apunta a que podrían producirla en masa muy pronto. Además de recibir la buena noticia de que podría brindar doble protección.

Ahora, en la última edición de The Lancet acaba de publicarse una nueva investigación relacionada a este proyecto. En donde se comprueba que la vacuna ha producido una respuesta inmune segura entre los primeros voluntarios.

Sin efectos graves

De hecho, la AZD1222 no habría presentado algún efecto colateral grave entre los voluntarios, y por el contrario, como ya se habló antes, generó una respuesta inmune y células T:

Coronavirus: vacuna de Oxford podría "proteger parcialmente", dicen científicos

 

Esperemos que esto implique que el sistema inmune recordará al virus, de modo que nuestra vacuna provea protección por un periodo extendido.

Sin embargo, necesitamos más investigaciones antes de poder confirmar que la vacuna efectivamente protege de la infección del SARS-CoV-2 y determinar cuánto tiempo dura esa protección.

Es lo que señala el autor principal del estudio, Andrew Pollard, de la propia Universidad de Oxford. Quien avala la posibilidad de que el efecto protector del tratamiento podría ser más prolongado de lo pensado originalmente. Gracias a la generación de células T.

AstraZeneca y la Universidad de Oxford se encuentran actualmente en la fase III de los ensayos de su vacuna en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

Estados Unidos se encuentra por sumarse a la lista y el pronóstico por el momento es positivo.