Ciencia del cerebro: La estimulación electromagnética puede ayudar a superar el estrés postraumático

Ciencia del cerebro: La estimulación electromagnética puede ayudar a superar el estrés postraumático

Investigadores italianos han realizado experimentos del cerebro para borrar las memorias negativas en 98 personas.

La estimulación electromagnética en la cabeza puede ayudar a borrar de la memoria las malas experiencias. La ciencia del cerebro continúa en pleno desarrollo.

De acuerdo con un grupo de investigadores italianos, es un avance para superar el estrés postraumático. Esta enfermedad afecta a una de cada tres personas a raíz de una dura experiencia de vida.

Puede conducir a pesadillas, flashbacks, insomnio, mala concentración y culpa. En caso de no ser tratado a tiempo, el paciente puede llegar a peores conclusiones. Por esto, debe ser analizado por profesionales de la materia.

 

Estudios sobre el cerebro

 

Fueron 98 los participantes en este experimento de la Universidad de Bolonia, en Italia, encabezado por el psicólogo Simone Battaglia. Los resultados se publicaron en la revista especializada Current Biology.

Cita el Daily News al profesor Battaglia: “Cada vez que se recuerda un acontecimiento en nuestra memoria, hay un período limitado de tiempo en el que se puede alterar”.

“El protocolo que desarrollamos explota esta breve ventana de tiempo y, por lo tanto, puede interferir con el proceso de reconsolidación de recuerdos aversivos aprendidos”.

De acuerdo con Battaglia, la clave está en la Reconsolidación. Es necesario este proceso mental para mantener, fortalecer y cambiar los acontecimientos en la memoria a largo plazo.

 

Estudio del cerebro con las malas experiencias

El estudio de la Universidad de Bolonia consistió en conseguir a 98 participantes sanos y darles malos recuerdos. Posteriormente, con la estimulación electromagnética se despojó la memoria de su efecto negativo.

“Utilizando la estimulación inmediatamente después, interferimos con su actividad de corteza prefrontal”, apuntó Battaglia sobre el cerebro.

Todo esto era posible solo con medicamentos dados a los pacientes.

El ensayo demostró que es factible alterar la persistencia de recuerdos potencialmente traumáticos. “Estamos tratando con una nueva técnica que se puede emplear en distintos contextos”, dijo el neurocientífico Giuseppe di Pellegrino.