Calentamiento global: el gas del efecto invernadero alcanzó cifras récord

Calentamiento global: el gas del efecto invernadero alcanzó cifras récord

El estudio midió la impresionante cantidad de gas metano que absorbió nuestro planeta desde el inicio del 2000 hasta la actualidad.

A medida que nuestro planeta nos envía mensajes, pareciera que lo escucháramos menos. El ser humano sigue siendo la mayor pandemia para la Tierra. En cantidades industriales perjudicamos el medio ambiente que nos permite la vida común, de la manera en la que la conocemos. Recientemente se reveló un estudio que determinó el impresionante aumento de gas metano que atrapó el planeta entre los años 2010 y 2017.

El estudio resaltó lo que ya se conoce y se ha dicho en reiteradas ocasiones. Las actividades económicas que realizamos, son las principales razones del gas que causa el efecto invernadero. La minería del carbón, la producción petrolera y de gas. Asimismo la ganadería bovina y ovina; sin dejar por fuera los vertederos. Todas estas actividades tienen una consecuencia directa en el aumento de gas metano. 

Velocidad, recorrido y menos combustible: las características que reúne el proyecto Omega Car

Además de su eficiencia con el combustible, también es veloz y disminuye considerablemente las emisiones contaminantes. Se encuentra en la fase de prueba.

Algunos estudios aseguraron que los niveles habían tenido una leve baja en las mediciones del 2020. Esto motivado a la emergencia sanitaria que mantiene a gran parte del planeta confinado en sus hogares. Sin embargo hay un grupo de expertos que afirman que esto es imposible que ocurra. Y que de igual forma, si llegase a ocurrir, se revertirá una vez que se retomen las actividades. Así que la solución no es a corto plazo.

Calentamiento Global

Comparaciones de gas metano 2000-2020

Entonces los científicos decidieron, a través de un estudio que reseñó el Daily Mail, medir los porcentajes de gas metano. Utilizaron como referencia los niveles alcanzados con la llegada del nuevo milenio. Comparado, obviamente, con lo que ocurre 20 años después. El aumento se registró en un 9%. Es decir un equivalente de 50 millones de toneladas por año. Explican los científicos que esto es como poner 350 millones de automóviles en las carreteras del mundo.

No obstante lo que más preocupa a los expertos es que no han podido hallar un motor que revierta esta situación. "Todavía no hemos dado la vuelta al metano", dice el profesor Rob Jackson. Casi todas las actividades siguen siendo el impulsor económico y cotidiano que mueve el planeta.