Las apuestas deportivas se han convertido en un problema de salud pública en Inglaterra

Las apuestas deportivas se han convertido en un problema de salud pública en Inglaterra

Un estudio de la Universidad de Bath indica que las apuestas deportivas están arruinando la vida familiar de los jóvenes en Inglaterra.

El “Apuesta ya” se ha convertido en una frase más repetida que los gritos de gol, en la actualidad.

En Inglaterra, las apuestas deportivas se han convertido en un problema de salud pública. Un estudio de la Universidad de Bath apunta que ha arruinado la vida familiar de los jóvenes.

Los sujetos de investigación mantuvieron un diario de sus apuestas durante 30 días. Posteriormente fueron entrevistados. Reportaron deudas, aumento del estrés y dificultad de disfrutar de los partidos sin apostar.

 

Apuestas deportivas

 

Explica el Daily Mail que el estudio se realizó sobre 32 hombres de entre 18 y 35 años, habituales apostadores. Lo plasmado en los diarios detalló el impacto que tiene el juego de azar en sus vidas.

Darragh McGee lideró el grupo de investigadores de la Universidad de Bath. “Necesitamos urgentemente impulsar el debate sobre las apuestas deportivas”, afirmó McGee.

“Debemos reconocer que es un problema de salud pública con significativas implicaciones para el individuo, su familia y la comunidad”, recalcó.

 

La ansiedad causada por las apuestas deportivas

Una de las más comunes formas de estrés es la causada por la ansiedad y las deudas. Esto rápidamente se salió de control.

“Debo hasta mis ojos”, dijo uno de los sujetos de estudio, de apenas 32 años. “Son casi 15 mil libras esterlinas (aproximadamente 18 mil dólares) en deudas. Todo por apostar”.

 

Liverpool, campeón de la Premier League.

 

“Incluso cuando mi hija nació, yo me sentaba en la computadora a apostar continuamente durante todo el día”, contó la persona, citada por el Daily Mail.

McGee considera que los cambios en la política de apuestas deportivas pueden ser tan sencillos como la prohibición de anuncios durante los partidos.

“Además de esto, se debe pedir una mayor rendición de cuentas a las partes involucradas”, señala el profesor de la Universidad de Bath. “No solo a las casas de apuestas: a los clubes, atletas, asociaciones y organizadores de eventos que se benefician de los ingresos”.