¿Adiós Bixby? Google estaría en negociaciones para que su asistente sea el protagonista en sus celulares

¿Adiós Bixby? Google estaría en negociaciones para que su asistente sea el protagonista en sus celulares

Aunque las acusaciones de monopolio podrían jugarles en contra.

No es un secreto que desde que Bixby se lanzó al mundo, su adopción ha sido compleja, y es quizás Samsung llegó un poco tarde a un mundo donde Google Assistant, Alexa de Amazon y hasta Siri de Apple, entre otros ya tenían mucho camino recorrido.

Generar un servicio de este tipo no solo requiere de los últimos avances en inteligencia artificial y machine learning. Se requiere, además, de una cantidad grosera de big data recogida por años. Evidentemente, Google tiene una ventaja ahí.

Tampoco es un secreto que desde hace mucho que Samsung plantea su propio ecosistema, tanto en hardware como software, usando a Android como base, pero ofreciendo experiencias, para bien o para mal, muy "propias".

Esto último puede que no sea del total agrado de Google, de acuerdo a un reporte de Bloomberg. En este se plantea que quieren más protagonismo en el fork de Android, incluso trayendo a Google Assistant al frente, en desmedro de Bixby.

Samsung se la ha jugado por su propio asistente, sin ir más lejos, poniendo hasta un botón físico en sus celulares para invocarlo. Esto duró solo algunas generaciones y fue removido, eso sí.

Otros fabricantes, como LG, ofrecen lo anterior pero para prender Google Assistant, lo que habla que desde Mountain View efectivamente quieren más crédito por lo que hacen y obvio, tener más búsquedas en su motor, tanto de texto como en voz.

Desde la marca surcoreana claman buscar lo mejor para los usuarios, lo que no descarta de plano que todo lo anterior pueda ser verdad. En las últimas presentaciones, la presencia de empresas como Google y Microsoft se ha incrementado comunicacionalmente, tanto para mostrar que trabajan con "los más grandes", como a la vez darle un golpe de mentón cada vez que puedan a Huawei, que actualmente está en la lista negra de Estados Unidos por culpa de la administración Trump y no pueden contar con los servicios móviles de Google en sus terminales, al menos no oficialmente.