Universo: astrónomos hallaron un planeta del tamaño de Neptuno orbitando una joven estrella cercana a la Vía Láctea

Universo: astrónomos hallaron un planeta del tamaño de Neptuno orbitando una joven estrella cercana a la Vía Láctea

El descubrimiento que hicieron los astrónomos es potencialmente funcional para entender la manera en la que evolucionó la Tierra desde su formación.

Un grupo de astrónomos de la NASA descubrieron un planeta con un tamaño parecido al de Neptuno. El cuerpo se encuentra orbitando una estrella joven ubicada relativamente cercana a la Vía Láctea. Los científicos hicieron el hallazgo gracias al Transition Exoplanet Survey Satellite (TESS). El descubrimiento puede ser una pieza fundamental para entender la manera en la que se forman los planetas, pues es 180 veces más joven que el Sol.

Reseñó el portal Daily Mail que el exoplaneta se encuentra ubicado en un sistema a 32 años luz de distancia. La estrella sobre la que gira tiene unos 20 o 30 millones de años aproximadamente. A diferencia de nuestro astro rey, que cuenta con 4 mil 600 millones de años de antigüedad. Es por ello que la existencia de este cuerpo celeste, nombrado AU Mic b, es esencial para entender la evolución de los sistemas solares.

Universo: astrónomos aseguran que un choque de agujeros negros emitió un destello de luz

La unión de estos dos agujeros negros ocurrió el 21 de mayo del 2019 a 7.500 millones de años luz. El evento fue sometido a un detallado estudio.

AU Mic b tiene aproximadamente 48.200 kilómetros de extensión. Mientras que su estrella anfitriona, llamada AU Microscopii, tiene el 50% del tamaño del sol. Los científicos resaltan que el planeta todavía tiene el disco de escombros proplanetarios, de los cuales se formó el planeta gaseoso.

AU Microscopii

 

El propósito de los astrónomos con el hallazgo

"Una de las cosas que queremos entender es:" ¿Cuándo se forman los planetas y qué hacen en sus primeros días? ", dijo el Dr. Tom Barclay. Este científico fue el autor principal del estudio del planeta. "Nos da la oportunidad de tener una idea de lo que podría haber sucedido antes de que se formaran nuestros propios planetas terrestres como la Tierra y Venus", añade Barclay.