iPhone 12: estos son los motivos por los que no vendría con cargador

iPhone 12: estos son los motivos por los que no vendría con cargador

Analistas estudian las razones por las que Apple se desharía del cargador de regalo al comprar un iPhone 12.

Durante el fin de semana reventó un rumor serio en torno a Apple y su inevitable iPhone 12. Luego de que se filtrase un informe financiero en donde se aseguraba que el dispositivo se vendería solo.

Esto quiere decir que cada caja con el smartphone tendría sólo el terminal y un cable USB-C, sin audífonos EarPods de regalo y ni siquiera un cargador.

iPhone 12 se vendería sin cargador para abaratar gastos

Apple siendo Apple. Pero todo esto es un rumor, con bastantes reportes que casi lo confirman.

Este reporte ha levantado bastantes comentarios entre la comunidad de usuarios. Tanto con los fieles a la marca Apple como con la gente dedicada a Android.

Pero ha llegado el momento de escuchar a los especialistas, quienes brindan una perspectiva más robusta y enfocada a negocios sobre las razones detrás de esta potencial estrategia.

Bajo esa perspectiva, la firma financiera MG Siegler ha publicado su propio reporte en donde enumera los motivos por los que el iPhone 12 vendría sin cargador en la caja:

iPhone 12 renders
  • Incrementar los márgenes de ganancia.
  • Contribuir a reducir los costos de envío por peso y volumen de cada paquete.
  • Impulsar la transición hacia un futuro iPhone sin puertos de conexión.
  • Ayudar al medio ambiente.

Los dos primeros puntos de la lista suenan tan lógicos, como tacaños sensatos. Sin embargo los otros dos necesitan un poco más de contexto.

Desde que eliminaron el puerto de 3,5 mm para audífonos parece obvio que Apple está apostando por un smartphone con cada vez menos conectores. No es un un disparate pensar en un futuro modelo que sólo dependa de carga inalámbrica.

Por el otro lado el argumento de ayudar al medio ambiente se referiría a reducir el volumen de basura electrónica a futuro. Lo cuál suena como una justificación un tanto acrobática. Pero casi válida.

Al final, la última palabra la tiene Apple.