Expectativa de vida se reduce considerablemente en pacientes de cáncer que son sedentarios

Expectativa de vida se reduce considerablemente en pacientes de cáncer que son sedentarios

Estudios recientes revelan como aumenta el riesgo de muerte en pacientes de distintas enfermedades, que nunca realizaron o realizan actividad física.

Una de las recomendaciones más comunes de los profesionales de la medicina es evitar el sedentarismo. Existen pocas excusas para evitar una actividad física. En la actualidad hay múltiples ejercicios para distintos tipos de personas. Esto sin importar que tengan algún impedimento. Y es que en la actualidad el sedentarismo tiene una repercusión directa en las consecuencias que puede dejar una enfermedad. Recientemente un estudio reveló que la expectativa de vida se reduce en pacientes de cáncer que no tuvieron una vida física activa.

Caminar por 30 minutos, una o dos veces al día, es más que suficiente para activar el cuerpo. Si tienes algún impedimento físico, los doctores te recomendarán un ejercicio para el que estés apto. Sin embargo, en ninguno de los casos significa un esfuerzo de superdotados. El cáncer de por sí ya es una enfermedad complicada y muy difícil de superar. Pues según el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, si no realizas una actividad física será mucho peor.

Cifras que quizás te levanten de la comodidad de tu cama o asiento

"El estudio encontró que el riesgo de morir de cáncer era un 82 por ciento más alto en comparación con las personas que son menos sedentarias", reseñó el sitio Slash Gear. Para el estudio, los investigadores utilizaron un acelerómetro, con la intención de que los datos fueran precisos.

Bicicleta

Sin embargo dentro de todo hay una buena noticia. Pues no importa lo que ocurrió en el pasado, si te activas puedes revertir ese horrible porcentaje. "Los investigadores descubrieron que solo tomó 30 minutos de actividad física de intensidad moderada para disminuir el riesgo al 31 por ciento".

Realizar movimiento en bicicletas, caminar, trotar. Después de ello ir aumentando la intensidad de los ejercicios, ayuda a darle vuelta a los números que reduce de manera considerable la expectativa de vida.