La influencia que tiene sobre el cerebro el hecho de ser una persona solitaria

La influencia que tiene sobre el cerebro el hecho de ser una persona solitaria

Tras un extenso estudio, las personas reconfiguramos la percepción sobre las relaciones que nos rodean. Las personas solitarias marcan diferencia.

La Society for Neuroscience demostró a través de un estudio la manera en la que reacciona el cerebro ante las relaciones. Para ello tomó como ejemplo a un grupo de personas que se consideran solitarias y otras que no. La organización científica estudió la actividad cerebral y el comportamiento de los pensamientos. Para ello ubicó su investigación en una región llamada corteza prefrontal medial (mPFC).

Reseñó el portal InfoSalus que dicha zona del cerebro registra comportamientos distintos en tres tipos de pensamientos. Esto fue aplicado a personas solitarias y personas que, por lo general, se sienten acompañadas. Las tres categorías de pensamientos que se implementaron en el estudio fueron: uno mismo; amigos y conocidos; y por último celebridades.

Atención con las altas dosis de Ketamina, pues un estudio reveló que pueden apagar temporalmente el cerebro

Los científicos de un laboratorio británico relacionaron los resultados de la Ketamina con el fenómeno K-Hole, una experiencia cercana a la muerte.

Las personas que por lo general se sienten acompañadas tienen una percepción distinta de las relaciones de las solitarias. Esta brecha se notó en el momento de los pensamientos de las personas conocidas y los de uno mismo. En el caso de las personas no solitarias, el comportamiento de la región del cerebro estudiada, fue bastante similar al pensar en ellos mismos y en sus amigos.

Estudios sobre el cerebro

Mientras que en las personas solitarias se reflejó una brecha importante en los dos tipos de pensamientos indicados. Esto tiene una incidencia directa en como las personas perciben las relaciones, de acuerdo a la actuación de su cerebro.

La relación del cerebro, este estudio y el tabaquismo

El portal Slash Gear manifiesta que este estudio se relaciona a uno que hizo la Universidad de Bristol. La casa de estudio británica reseñó la dificultad que tienen las personas solitarias en abandonar el vicio del cigarrillo.