Los agujeros negros funcionan como hologramas, según esta nueva teoría

Los agujeros negros funcionan como hologramas, según esta nueva teoría

Los científicos Benini y Milan analizaron los agujeros negros como elementos en cuatro dimensiones, de acuerdo con su artículo en Phisycal Review X.

Una imagen tridimensional codificada en una superficie bidimensional.

De acuerdo con una investigación publicada en Physical Review X, los agujeros negros trabajarían de forma similar a un holograma.

Son agujeros negros, regiones del espacio con una concentración de masa que genera un campo gravitatotio, pero en 4D.

De este campo gravitatorio no puede siquiera escapar la luz, por lo que todo queda dentro del agujero negro.

 

El trabajo de Benini y Milan sobre los agujeros negros

Francesco Benini y Paolo Milan son los investigadores detrás de esta teoría, amparada en el Principio Holográfico.

Benini pertenece a la Escuela Internacional de Estudios Avanzados.

Mientras, Milan es del Instituto Nacional de Física Nuclear de Italia.

La base está en la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein y la Física Cuántica de la Gravedad.

Agujeros negros

De acuerdo con las Teorías cuánticas, los agujeros negros podrían concentrar una gran cantidad de información en dos dimensiones.

Y según la Teoría de la Relatividad de Einstein, los agujeros negros son tridimensionales, simples y esféricos.

De acuerdo con los investigadores Benini y Milan, tienen dos dimensiones en los que la gravedad desaparece.

Universos paralelos: estas son las cinco teorías más reputadas que explican su existencia

El posible hallazgo que realizó un grupo de científicos de la NASA sobre la posibilidad de la existencia de un universo paralelo, justo al lado del nuestro, abrió la ventana de las viejas teorías que hablan de ellos.

Sin embargo, pueden reproducir un objeto en tres dimensiones.

“Estudiamos este fenómeno en el contexto de la gravedad con una constante cosmológica negativa”, apunta la investigación.

“Exploramos el ejemplo más básico de la descripción holográfrica de la gravedad”.

Para ello se apoyaron en la Teoría Super-Yang-Mills.

“Nuestro método abre el camino a un estudio cuantitativo de las propiedades cuánticas de los agujeros negros en el espacio anti-de Sitter”, recalcan.