El valor del Tesla más costoso del planeta y sus exclusivos lujos

El valor del Tesla más costoso del planeta y sus exclusivos lujos

La fabricación de los Tesla sigue ganando terreno en la industria automotriz. Su precio sigue por encima de los autos convencionales, pero ahora la franja que los separa es mucho más corta.

La fabricación de automóviles Tesla llegó al mundo para revolucionar la industria automotriz. Un conjunto de vehículos eléctricos que ayudan a frenar la contaminación ambiental. El aspecto negativo es el elevado costo de estás máquinas que supera el valor de los convencionales. En consecuencia el acceso a comprar un Tesla, significa uno de esos lujos, que en ocasiones se vuelven inalcanzables.

Sin embargo la compañía trabaja en el tema económico para ingresar en los estándares de la población común. Recientemente se supo que en China, su modelo más económico, el Model 3, bajó hasta los 41 mil dólares. La galería de automóviles de la empresa dirigida por Elon Musk varía de acuerdo a las necesidades del comprador. Es limitada, pero se encamina a marcar un precedente en la industria. A medida que avanza el tiempo, se va ganando un espacio en el mundo automotriz. Tanto que algunas empresas como Toyota, se atrevieron a ser parte del negocio de Musk, comprando algunas acciones.

Automóviles eléctricos, algo que sin duda nos va a agradecer el planeta. Pero ¿podemos todos tener acceso a esta tecnología? Por ahora es costoso, pero necesario. Si el volumen de modelos y cantidad comienza a aumentar, el precio seguramente va a bajar, hasta hacerle competencia a las empresas de autos de uso de gasolina o diesel.

Tesla Model 3

El lujoso Tesla Model S

La estrella de la marca, el más lujoso y costoso. Con características únicas que lo convierten en el hijo predilecto. Hablamos del lujoso Tesla Model S. Este viene en dos presentaciones: el Long Range 4WD, que se consigue desde 95 mil dólares y el Performance, disponible desde 113 mil en adelante. Un auto deportivo que por su diseño es comparado con el Audi e-Tron GT o con el BMW i4. 

Tiene lugar para cuatro ocupantes y es el más espacioso de la marca. Una de las características que lo compara con un coche deportivo es que va de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos. Es un carro eléctrico, pero alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, según reseñó el portal Diario Motor.

Reseñó el mismo portal, el Tesla Model S cuenta con la versión 2.0 de Autopilot. Funciona gracias a la instalación de ocho cámaras y 12 sensores ultrasonidos alrededor del auto. Además de contar con un radar delantero que es capaz de ver incluso por delante del vehículo que tengan en frente. Cualquier vehículo de Tesla puede funcionar sin la necesidad de un conductor. Pero la legislación de algunos países, como España por ejemplo, todavía no permite que esta función se ejecute en sus autopistas.