Rusia: habrían resuelto el misterio de la explosión que terminó con más de 2 mil metros cuadrados de Siberia

Rusia: habrían resuelto el misterio de la explosión que terminó con más de 2 mil metros cuadrados de Siberia

Hace más de cien años ocurrió en Rusia uno de los eventos más raros relacionados a meteoritos. Ahora se intenta dar una explicación a esto.

Era el año 1908 en Rusia y transcurría un día como cualquier otro cuando de pronto una luz azul se aproximó a la Tierra, causando una enorme explosión que arrasó con los árboles a 2 mil kilómetros a la redonda.

Todo indicaba a que la explosión había sido causada por un meteorito, pero cuando se buscaron rastros de esto, no se encontró nada.

Las teorías no se hicieron esperar

Gracias a que la explosión se originó sin dejar rastros de un cráter y sin dejar pedazos de meteorito en el lugar, muchos empezaron a creer que esto había sido obra de un OVNI. Pero la explicación a la que se ha llegado ahora es mucho menos extraña que esta última.

A esta extraña explosión se le conoció desde entonces como el Evento Tunguska y hasta ahora, no existía ninguna explicación al respecto.

Rusia evento Tunguska

La nueva teoría que se tiene ahora sobre esta extraña explosión nos dice que el objeto proveniente del espacio pudo haber estado formado por hierro, el cual es mucho más resistente a dejar residuos en cualquier parte. Se dice también que su explosión se pudo haber llevado a cabo antes de tocar el suelo y que toda la pérdida de masa de este se pudo haber debido a un cambio de estado solido a gaseoso.

A pesar de todo esto, es obvio que se está creando una teoría con muchas fallas, cosa que los mismos científicos de la Universidad Federal de Siberia. Por lo que se requiere de muchos estudios, investigaciones y replanteamientos para poder acercase a corroborar lo que aquí pasó.

Sinceramente, este es uno de los casos en que tratar de explicar este evento por medio de razonamiento sencillo no es realmente posible. Pues tanto es raro que un objeto enorme explote y se consuma a sí mismo en la explosión como que los marcianos nos quisieran bombardear.

Fuente: Science Alert.