Neil deGrasse Tyson le responde a Lindsey Vonn sobre la astrología: “Es una mierda”

Neil deGrasse Tyson le responde a Lindsey Vonn sobre la astrología: “Es una mierda”

El astrofísico Neil deGrasse Tyson conversó con la atleta olímpica Lindsey Vonn acerca de la astrología, y la respuesta fue hilarante.

El astrofísico le responde a la atleta fanática de la astrología y no tuvo piedad.

En un hilarante video de 40 segundos, Neil deGrasse Tyson interactuó con la esquiadora Lindsey Vonn, medallista olímpica.

La pregunta de Vonn iba sobre la opinión de deGrasse Tyson acerca de la astrología, como parte de la sección Atletas le preguntan a Neil.

“Síp. La número uno y única Lindsey Vonn me preguntó sobre astrología. Le di una respuesta corta”, tuiteó el astrofísico.

 

El diálogo entre Vonn y deGrasse Tyson

Lanzó Lindsey: “Mucha gente sabe que soy superfanática de la astrología y quiero preguntar si la alineación de los planetas tiene qué ver en la conducta de las personas”.

“Lindsey, es inofensivo. Si tú quieres creer en la astrología, hazlo”, respondió Neil.

Donde pone su boca, allá va su dinero: Neil DeGrasse Tyson sobre Elon Musk

El astrofísico Neil DeGrasse Tyson elogió a Elon Musk por el proyecto comercial de llevar a dos astronautas hacia la Estación Espacial Internacional.

“Pero no bases ninguna decisión que tenga que ver contigo, con tu salud, tu peso o tu seguridad en ello”.

“Y prevén a todos tus amigos de hacer lo mismo”, advirtió.

“Sin embargo, ¿qué podría ir mal? Basar decisiones de la gente en hechos que sucedieron en el Universo hace más de dos mil años…”

“Básicamente, todo es una mierda”.

 

¿Qué es la astrología?

La astrología consiste en la creencia, basada en las tradiciones, de poder interpretar eventos celestes y constelaciones.

El objetivo es adivinar, ver lo que sucederá en el futuro, o bien analizar lo sucedido pero observando lo que pasó en el Universo.

Astrólogos

Como ya lo vemos, no tiene ningún piso científico. Sin embargo, son millones los que creen, creyeron y creerán en ella.

Así estamos en pleno siglo XXI.