Científicos norteamericanos aseguran que en la Luna sigue habiendo actividad tectónica

Científicos norteamericanos aseguran que en la Luna sigue habiendo actividad tectónica

Existe la idea de que la Luna "está muerta" y sobre su superficie no se registra ningún tipo de actividad. Pero hay un informe reciente que parece indicar lo contrario.

La idea que rodea sobre los estudios de los científicos, de que la Luna "está muerta", pudiera ser errada. Y es que dos científicos de la Universidad Brown, de los Estados Unidos, registraron posibles movimientos tectónicos (terremotos). Los expertos hicieron el seguimiento fotográfico de nuestro satélite natural y notaron un grupo de rocas expuestas, en distintos lugares.

Para el mencionado estudio, ambos científicos observaron el lado visible desde la Tierra. Y la ubicación de las rocas no fue la única señal para llegar a esta conclusión. La Luna normalmente está sometida al cambio en su superficie, pues es normal que muchos asteroides impacten contra ella. Nuestro vecino más cercano no cuentan con la misma protección atmosférica que la Tierra. Esto termina generando una capa de polvo sobre su suelo y una apariencia que cambia constantemente.

Entonces, según reseña el portal de RT, estos expertos norteamericanos acudieron a un escáner térmico. Luego de aplicarlo detectaron 500 parcelas de rocas. En su gran mayoría por encima del polvo y piedras comunes que genera el impacto de los asteroides.

"Existe la suposición de que la Luna está muerta desde hace mucho tiempo, pero seguimos descubriendo que ese no es el caso. Puede que la Luna aún esté crujiendo y agrietándose, potencialmente en la actualidad, y podemos ver la evidencia de ello en estas crestas", dijo Peter Schultz, quien es uno de los investigadores.

Luna Terremoto

La memoria de la Luna

"Los impactos gigantes tienen efectos duraderos. La Luna tiene una larga memoria. Lo que estamos viendo hoy en su superficie es testimonio de su larga memoria y de los secretos que aún guarda", añade Schultz. Con esto hace referencia a la teoría en la que se afirma que hace millones de años, la Luna sufrió una gigantesca colisión con un asteroide. Este fenómeno refleja el accionar del cuerpo, que termina siendo objeto de estudio para seguir entendiendo el comportamiento del astro.