Huawei: Apple y Qualcomm serían afectados por reacción de China contra bloqueo de Trump

Huawei: Apple y Qualcomm serían afectados por reacción de China contra bloqueo de Trump

El bloqueo comercial impuesto a Huawei por la administración de Donald Trump podría impactar las cadenas de suministros de Apple.

El gobierno del Presidente Donald Trump se ha mostrado especialmente ruda contra Huawei. Hace unos días se reveló que extendería su bloqueo comercial por un año más. Y encima se planteó el riesgo latente de asfixiar a la compañía asiática cortando su suministro de componentes.

Esta situación llevó a las autoridades chinas a reaccionar y exigir el cese de hostilidades contra el fabricante. Pero las acciones de restricción se mantiene. Lo que al parecer traerá consecuencias graves de reacción. Mismas que podrían afectar a compañías del sector IT con estrechos lazos dentro de la economía norteamericana.

El diario local Global Times en una de sus más recientes ediciones asegura que el gobierno chino ya estaba preparados para tomar "medidas de contrapeso enérgicas", en reacción a lo que llamaron una "supresión irrazonable" sobre Huawei por parte de los Estados Unidos.

Estas acciones estarían enfocadas contra empresas tecnológicas estadounidenses cuyos procesos de producción guardan igual estrecha relación con la industria china. Siendo Apple y Qualcomm prácticamente las más destacadas por la naturaleza de sus actividades.

Las medidas de contrapeso planteadas consistirían en el inicio de "investigaciones interminables" contra las compañías de origen estadounidense.

Gobierno Chino se queja contra Apple por permitir aplicación que ayuda a manifestantes en Hong Kong

De manera recíproca a lo que hace Trump también se formaría una lista de "entidades poco confiables" donde estas compañías podrían ser sometidas a procesos legales por sus prácticas monopólicas.

Esta situación virtualmente fragmentaría la industria de fabricación en dos bandos: los que están con China y los que respaldan a Estados Unidos.

Por lo que el proceso de reconfiguración llevaría necesariamente a afectar las líneas de producción de la industria completa. Así que ahora es una posibilidad latente que encima de todo haya retrasos en el lanzamiento de futuros productos.