iPhone: recordamos cuando hackers lograron vulnerar un iOS enviando un simple mensaje de texto

iPhone: recordamos cuando hackers lograron vulnerar un iOS enviando un simple mensaje de texto

Resulta que iMessage para iOS es bastante vulnerable y los hackers pueden romper la seguridad de cualquier iPhone con un mensaje de texto a través de la app.

Conforme más avanza el tiempo más vamos cayendo en cuenta que los dispositivos iOS y en especial los iPhone no son tan seguros e imposibles de hackear como creímos durante tantos años.

No sólo tenemos el caso reciente del iPhone de Pensacola que pudo ser hackeado por el FBI sin la intervención de Apple. Sino que también hemos conocido la existencia de dispositivos diseñados para violentar el smartphone sin tanta complicación.

Apple: Grayshift crea Hide UI, un spyware capaz de robar la contraseña de cualquier iPhone

Comenzamos a descubrir más detalles sobre Grayshift, la compañía especializada en hackear iPhones sin la intervención de Apple.

Pero esta no es la primera vez que sucede. No. Basta recordar uno de los momentos más delicados en la historia reciente de Apple. Durante la última conferencia Black Hat, realizada en Las Vegas. Cuando todavía se podía circular por las calles y acudir a eventos masivos.

Ahí, chicos investigadores del Google Project Zero presentaron una auténtica cascada de bugs contenidos en iMessage para iOS. Lo que abría el espacio a múltiples vulnerabilidades.

Entre todas las descritas la más delicada y grave era esta en donde bastaba con el simple hecho de recibir un mensaje de texto a través de la app para romper por completo toda la seguridad del iPhone.

¿Cambiaste la batería de tu iPhone en 2017? En México, así puedes conseguir que Apple te devuelva tu dinero

A grandes rasgos cualquier atacante podría enviar un mensaje de texto especialmente diseñado a su objetivo. Y el servidor iMessage devolvía en automático datos específicos del usuario, como el contenido de sus mensajes SMS o imágenes.

El punto es que la víctima ni siquiera tendría que abrir su aplicación iMessage para que el ataque funcionase. En cuanto se recibía los datos eran enviados de regreso.

Todos estos bugs, en teoría, están parchados desde que se liberó iOS 12.4. Pero marcó un incómodo antecedente, donde existe la posibilidad franca de que aún se presenten esta clase de errores.

En conclusión: no se necesita del FBI para hackear un iPhone, y puede que existan todavía más riesgos allá afuera.