Coronavirus: Hablar sin mascarilla puede ser tan letal como estornudar o toser

Coronavirus: Hablar sin mascarilla puede ser tan letal como estornudar o toser

Investigadores ingleses simularon la difusión del coronavirus en un espacio cerrado como el vagón de un metro... simplemente con hablar se transmite.

Cada día se van ratificando hechos sobre la transmisión del coronavirus.

Hubo quien colocó en duda la necesidad de la mascarilla para evitar la difusión… hoy podemos decir que la mascarilla es de uso necesario.

Investigadores ingleses apuntaron que hablar sin mascarilla puede ser tan letal como estornudar o toser.

Si una persona con el COVID-19 conversa con otra en un espacio cerrado es más que probable que propague el virus.

Científicos hallaron un posible punto débil del coronavirus

Expertos del Instituto de Bioquímica de Frankfurt hallaron una enzima que afectaría al coronavirus, un paso adelante en la investigación.

La preocupación toma mayor cariz por el eventual retorno a las actividades laborales en el Reino Unido, una de las naciones con más fallecidos en el mundo.

La empresa MSC Software creó un simulador de un viaje en tren en el que una persona puede infectar a otras con mayor facilidad si no usa mascarilla.

 

El riesgo de transmitir el coronavirus en un espacio cerrado

De acuerdo con el doctor Julian Tang, citado por BBC News, aunque el virus no viaja tan lejos como cuando estornudas o toses, simplemente con conversar puede ser letal.

“Puede llegar lo suficiente si te encuentras sentado frente a un amigo, o alguien está conversando cerca de ti”, apunta.

Tang es experto de la Universidad de Leicester en condiciones respiratorias.

“Cuando hablas con alguien no lo tocas, no lo escupes, pero la mayor interacción es con la voz y la respiración”, recalcó Tang.

Ese riesgo aumenta en un lugar cerrado donde pueden estar 20 o 30 personas, como el vagón de un metro.

Ya no solo por la conversación, sino por el uso de barandas y asientos.

En el Reino Unido, hasta este miércoles, han fallecido 37 mil personas por el coronavirus.