Apple: el FBI logró acceder al iPhone del atacante de Pensacola y encontró fuertes vínculos con una organización terrorista

Apple: el FBI logró acceder al iPhone del atacante de Pensacola y encontró fuertes vínculos con una organización terrorista

Los cuerpos de segudirad accedieron al móvil del hombre armado que atacó la base naval de los Estados Unidos en Florida. Lo lograron sin la ayuda de Apple.

El FBI informó que logró acceder al móvil de Mohammed Alshamrani si la ayuda de la empresa Apple. El militar saudi había asesinado a tres de sus colegas estadounidenses en la base de Pensacola, Florida. Desde el cuerpo de seguridad estadounidense demostraron su rechazo a la postura de la empresa tecnológica. La complejidad del cifrado obstaculizó la investigación.

Alshamrani fue el resposanble de un ataque armado en la base militar estadounidense donde fallecieron tres personas y otras ocho resultaron heridas. El hecho ocurrió el pasado 6 de diciembre del 2019. Desde entonces se comenzó la investigación y lo que más costó fue ingresar en el cifrado del teléfono. "Gracias al gran trabajo del FBI, y no gracias a Apple, pudimos desbloquear los teléfonos de Alshamrani", dijo William Barr, fiscal general de los Estados Unidos. Agregaron que encontraron vínculos con la organización terrorista Al-Qaeda.

Sin embargo los representantes de Apple manifestaron que proporcionaron los datos de iCloud que tenía disponibles. La cuenta de Alshamrani y otras asistencias técnicas, según reseñó The Verge. No obstante el gobierno norteamericano expresó que no fue suficiente la ayuda otorgada.

Barr sostuvo que se perdió mucho tiempo y dinero en lograr descifrar los códigos del móvil. Tiempo que se pudo acortar si la colaboración de Apple hubiera sido más eficaz, sentenciaron. "La decisión de Apple tiene consecuencias peligrosas para la seguridad pública y la seguridad nacional y, a mi juicio, es inaceptable", cerró.

Tiroteo Pensacola

 

Las políticas de Apple son inaceptables para el fiscal

Aunque Barr se desligó de su cargo, solo para realizar el jucio de valor sobre la empresa, no deja de ser el fiscal general. Y este tipo de declaraciones suman otro episodio en la lucha por flexibilizar la seguridad de la empresa. "El deseo de Apple de proporcionar privacidad a sus clientes es comprensible, pero no a toda costa", dijo.

Desde el 2016 el FBI y Apple están en desacuerdo con las políticas de privacidad. En ese entonces el cuerpo de seguridad buscaban datos de un iPhone relacionado con el tiroteo de San Bernardino.