Alzheimer: investigadores diseñaron un anticuerpo que detecta las partículas tóxicas que causan la demencia

Alzheimer: investigadores diseñaron un anticuerpo que detecta las partículas tóxicas que causan la demencia

El hallazgo médico pudiera detectar con mucho mejor margen de tiempo el Alzheimer, con la intención de prevenirlo y controlarlo.

El campo de la investigación médica publicó un informe esperanzador en la lucha contra el Alzheimer. Se trata del diseño de un anticuerpo que detecta las partículas tóxicas que destruyen las células cerebrales sanas en pacientes con demencia. Este descubrimiento tiene una relación directa con el diagnóstico y control de la enfermedad.

La Universidad de Cambridge diseñó la forma de reconocer unas partículas llamadas oligómeros beta-amiloides. Dichas partículas son el sello distintivo del Alzheimer. Esto permite que la enfermedad sea detectada con un mejor margen de tiempo. Además de establecer un mejor control a quienes sufren este padecimiento.

Una de las particularidades que tiene el Alzheimer es su tardío diagnóstico, algo que dificulta la posibilidad de poder controlarla. Una vez que el problema es detectado, comienza un proceso degenerativo que no tiene pausa hasta su fin. Según reseñó Daily Mail que la Profesora Michele Vendruscolo, líder del proyecto, dijo: "A través de nuestra innovadora estrategia de diseño, ahora hemos descubierto anticuerpos para reconocer estas partículas tóxicas".

Alzhéimer puede despertar por la mala calidad del sueño

La medicina contra el Alzheimer en el Reino Unido y el mundo

Para entender la importancia del hallzago, el portal antes citado menciona que la demencia es una de las principales causas de muerte en el Reino Unido. Cuesta al rededor de 26 millones de euros cada año. Los expertos manifiestan que es muy probable que esta cifra se duplique en los siguientes 25 años. De las 10 principales causas de muerte en territorio británico, la demencia es la única patología que no cuenta con un medicamento para prevenirla.

Hasta la fecha todavía no existe una medicina para revertirla, pero identificar estas partículas los acerca al objetivo. "El descubrimiento de un anticuerpo para atacar con precisión los oligómeros es un paso importante. El propósito es controlar la progresión de la enfermedad, identificar su causa y, finalmente, mantenerla bajo control". El estudio es esperanzador, pero no se ha validado por completo. Para asegurarse de ello se están llevando a cabo más de 400 ensayos en pacientes con Alzheimer.