Huawei, Apple, Samsung: las tarjetas de crédito son el siguiente campo de batalla de estos gigantes de la tecnología

Huawei, Apple, Samsung: las tarjetas de crédito son el siguiente campo de batalla de estos gigantes de la tecnología

2 de 3 ya están a bordo.

Un anuncio que pasó medio desapercibido, por razones lógicas de contingencia, es que Huawei presentó la Huawei Card, confirmando que los gigantes tecnológicos van sí o sí a pelear en el negocio de las tarjetas de crédito.

Esta ofrece accesos a salones en aeropuertos, beneficios en transporte y la promesa de no pagar comisión por mantención si se gasta una cifra (aún no especificada) al año, entre otras cosas. Por cierto, estará disponible solo en China… por ahora.

Huawei Card

Está hecha en conjunto con Union Pay, entidad financiera china y a pesar de que los medios estadounidenses claman que es una copia de la Apple Card, que ya existe en mercados seleccionados, probablemente vaya un poco más allá.

Desde hace ya un buen tiempo que los fabricantes de móviles y tecnología en general (Apple Pay, Google Pay, Samsung Pay, Fitbit y muchas, muchas más) ofrecen sus propios métodos de pago, pero siempre con un banco intermediario que se queda con las bolsas de deudas. Evidentemente, si puedes controlar todo el negocio, sin un "hombre en el medio", mucho mejor.

apple card

Ahora, al no tener rol de entidad financiera tienen que aliarse con alguien, en el caso de Apple es Wells Fargo, pero al tener una propuesta de valor diferente, este actor que antes ponía las reglas deja que el nuevo ponga el modelo de negocios. Todo fresco, todo nuevo, es lo mismo pero mejor. Eventualmente puede que logren regularse como tales y dejar a la banca obsoleta, para bien y para mal.

De esta manera, el acceso a crédito se democratiza por un lado, lo que es bueno, pero otro factor a considerar es la simpleza de acceso a una deuda que podría volverse incontrolable bajo un uso no adecuado.

Eventualmente serán más las empresas tecnológicas que se unirán a esta tendencia de tener su propio cartón, ya sea físico o digital, y cada una ofreciendo el cielo y la tierra. El llamado es a ser responsables y saber que, por muy atractiva y diferente que parezca, el crédito sigue siendo crédito y con eso no se juega a la ligera.