Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

Una investigación se dedicó a indagar en el por qué cuando despertamos después de dormir no podemos recordar los sueños por completo.

Una situación común que nos ocurre a todos al dormir es soñar. La mayoría de las personas suele tener bastantes sueños durante las noches. Los sueños siempre han sido de real interés para la ciencia. Un estudio científico del Centro de Investigación de Neurociencia de Lyon ha querido indagar en los misterios del subconsciente.

Ante esto, aunque la razón exacta del porqué ocurre no se tiene clara, ahora te contamos más sobre las diversas investigaciones.

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

Dormir y el misterio de soñar

Generalmente, es difícil poder recordar los sueños una vez que logramos despertar. Si bien esta es una tendencia que se da en la mayoría de los casos, más de alguno puede recordar esas películas de acción vividas en el subconsciente durante la noche.

Según una investigación publicada en el año 2015, soñar tendría una directa relación con la audición. Durante las investigaciones se pudo registrar que mientras una persona se encuentra soñando, puede registrar un alto estímulo auditivo.

Esto generaría que, en efecto, las personas presentan una mayor vigilia dentro del sueño habitual, mostrando un aumento en la actividad auditiva. Los investigadores hicieron una serie de pruebas en personas que se ofrecieron como voluntarios para participar en el estudio.

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

A todos los participantes se les presentó un conjunto de sonidos durante toda la noche, para luego registrar su actividad cerebral. Los datos polisomnográficos mostraron que los estímulos auditivos una mayor actividad parieto-occipital, zona del cerebro que se activa al soñar.

Por otro lado, los expertos notaron una disminución en la zona pre frontal del cerebro. Esta es la zona donde se registra la actividad pensante mientras estamos despiertos. En conclusión, los expertos notaron que la respuesta cerebral  los estímulos auditivos mientras una persona duerme condicionan el despertar.

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

Esta situación podría tener directa relación en el porqué en ocasiones no recordamos los sueños. La excitación (auditiva o de otro tipo) sufrida en el proceso, es un parámetro crítico para el recuerdo óptimo de un sueño.

Sueños difíciles de recordar

Por otro lado, desde la ciencia se conoce que una de las últimas regiones del cerebro es disminuir su actividad es el hipocampo. Esta estructura del cerebro está inserta dentro del lóbulo temporal a través de cada corteza cerebral. Entre sus funciones principales está en el apoyar al sistema límbico, donde se encuentran algunos estímulos importantes.

Entre estos se encuentra la memoria, el aprendizaje, emociones y otros más. Como en este lugar del cerebro es el último en disminuir su actividad al dormir, también es el último en despertar. Constantemente nos sucede que mientras estamos despertando aún recordamos imágenes de lo que estuvimos soñando.

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

En palabras de Thomas Andrillon, reconocido psicólogo, está podría ser otra razón de que muchos recuerdan algo de lo que soñaron mientras despiertan. El hipocampo está encargado de almacenar la memoria a corto plazo.

Sin embargo, el cerebro no puede almacenarla por mucho tiempo. El principal órgano del cuerpo está creado para dar énfasis a las actividades del día a día, más que a recordar sueños. Sin embargo, en muchas ocasiones el hipocampo no "descansa" por completo mientras dormimos.

Dormir: ¿Por qué es tan difícil recordar los sueños?

Si eres de aquellos que disfruta de recordar sus sueños, diversas investigaciones entregan algunos consejos para hacerlo. En el caso que en algún momento despiertes y todavía recuerdes ese viaje del inconsciente, mantelo ahí y no lo dejes ir.

Con esta medida, podrás generar que hipocampo, quien almacena los recuerdos, logre guardar lo que soñaste.