Videojuegos: cómo desinfectar tus controles de Play 4, Xbox One y Nintendo Switch

Videojuegos: cómo desinfectar tus controles de Play 4, Xbox One y Nintendo Switch

Poder desinfectar tus controles de videojuegos no es como desinfectar cualquier otra superficie existente, pues requieren de un cuidado especial.

Los videojuegos son la mejor manera de pasar el tiempo con amigos o estando solo. Es por eso que es importante saber cómo podemos limpiar y desinfectar nuestros mandos.

No usar alcohol

Para empezar debemos aclarar que no debemos usar alcohol a la hora de limpiar nuestros mandos por ningún motivo. El alcohol es una sustancia muy fuerte que puede dañar la forma del plástico de nuestros controles, lo que desencadenará eventualmente en que estos dejen de funcionar de manera correcta.

Esto incluye las soluciones de agua con alcohol, las toallas con alcohol y todo lo que contenga alcohol de cualquier manera.

Así que antes de que sigamos más adelante hay que reafirmar esto: NO USES ALCOHOL NUNCA.

Desinfectar controles videojuegos

Nintendo Switch: no debes limpiar tu consola con alcohol y esta es la razón

Muchos seguramente han pensando que limpiar la consola Nintendo Switch con alcohol es buena idea pero no, realmente no lo es.

Tampoco uses otras sustancias

Si, sabemos que estamos negando el uso de todo, pero es por tu bien y por el de tus juegos. Por lo que tampoco debes usar ninguna solución que tenga cloro u otra sustancia igual de fuerte. Pues esto no solamente puede dañar para siempre tu equipo, puede causar que tus defensas bajen. Es en serio.

Así se debe limpiar

La mejor manera de limpiar un control es por medio de dos cosas esenciales: trapos secos y toallitas húmedas.

Las toallitas húmedas pueden ser aquellas que se venden en los supermercados para la limpieza de los bebés, intenta que estás contengan solamente agua y nada más. Con ellas deberás limpiar lo más meticulosamente el control hasta quitar todas las huellas y suciedad acumulada.

Desinfectar controles videojuegos

Una vez terminada la limpieza, deberás usar un trapo seco y suave para limpiar los restos de agua y de suciedad. Obviamente es importante tirar la toallita húmeda después de su uso y lavar el trapo seco con el que se limpió al final el control. Básicamente eso es todo lo que debes hacer, intentar limpiar con otra cosa que no sea agua te puede costar muy caro, recuérdalo bien.