Cuarentena: Bélgica llamó a su población a aumentar el consumo de papas fritas

Cuarentena: Bélgica llamó a su población a aumentar el consumo de papas fritas

Debido a la emergencia sanitaria que atraviesa el planeta, por la pandemia que generó el coronavirus, se podrían perder toneladas del papas.

La cuarentena que atraviesa el planeta, como consecuencia del coronavirus, ha generado una recomendación impensada en Bélgica: los agricultores han hecho un llamado a la población a que aumente el consumo de papas fritas. Es de conocimiento público que comer esta receta, de manera excesiva, puede generar daños perjudiciales a la salud. Entonces ¿por qué instan a la población a aumentar la adquisición de este producto alimenticio?

Las papas fritas vienen cargadas de un alta presencia de grasas y aumenta el colesterol. Pero la realidad es que a la mayoría les encanta. Hoy los agricultores piensan en una manera que no afecte la salud de la población y mantenga a salvo el negocio, aparte de evitar que se dañe lo que ya está producido. Debido a la pandemia, la distribución y venta ha mermado. Hay múltiples locales de comida cerrados y el producto corre peligro.

En total, según declaró el representante del sindicato de Belgapom, Romain Cools, alrededor de 750 toneladas de papas fritas se encuentran en peligro, reseñó el portal T13 de Chile. Si no son consumidas, se pueden dañar. Así que si eres fanático de esta popular comida, Bélgica pareciera ser el sitio ideal.

¿De que manera se podrían salvar 750 toneladas de papas fritas?

Cools instó a la colectividad a que "Comamos papas fritas dos veces por semana, en lugar de solo una". De esta manera no será tan dañino para el organismo y se salvarán 750 toneladas de papas. Los mismos productores comenzaron una campaña de donación para los sectores más vulnerables del mencionado país europeo.

Papas fritas

Hasta una integrante del tren ejecutivo del gobierno belga confirmó que los comerciantes se adhirieron a esta iniciativa. "De esta manera, parte del stock de papa se utilizará y podemos evitar que una excelente comida, por la cual nuestros agricultores han trabajado tan duro, se pierda", dijo Hilde Crevits, ministra de Agricultura de Bélgica.

Bélgica es uno de los mayores países exportadores de papas fritas. Este negocio también se ha visto afectado por la crisis epidemiológica que ha generado el COVID-19.