Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

Científicos del Australia, Reino Unido y Países bajos plantean usarla contra el coronavirus, la que se da a los recién nacidos para detener la tuberculosis.

Una vacuna creada en la década del 1920 podría servir para el coronavirus.

Según un grupo de científicos de diversas nacionalidades, este medicamento podría resultar efectivo. Una de las funciones de la vacuna BCG es ser antituberculosa, potenciando el sistema inmune de un paciente.

Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

Coronavirus y posible vacuna

Los diversos ensayos clínicos para probar está vacuna están siendo realizados por expertos de diversas nacionalidades.

Entre ellos hay científicos del Reino Unido, Australia y los países bajos. La vacuna, conocida como Bacille Calmette-Guerin (BCG) fue desarrollada en la década de 1920. Por aquel entonces, era ocupada como tratamiento para enfrentar la enfermedad de tuberculosis.

Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

Ahora, los científicos la han visto como una posible candidata para combatir la pandemia del COVID-19. Según resultados previos, esta medicación puede reducir la prevalencia y además disminuir los síntomas.

Un grupo de investigadores pertenecientes al Instituto de Investigación Infantil Murdoch en Melbourne la ha probado. En total, fue aplicada una dosis de la medicación a más de 4.000 trabajadores de hospitales en dicho país.

"Este ensayo permitirá evaluar adecuadamente la efectividad de la vacuna contra los síntomas del coronavirus".

"Si resulta, podría salvar la vida de nuestro heroicos trabajadores de la atención médica de primera línea".

Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

A la investigación de la medicación se han unido expertos del Reino Unido y los países bajos. En estos lugares también se encentran realizando pruebas para ver la efectividad de la medicación.

Pruebas clave

Un estudio realizado por la OMS en el 2014 afirmó que la BCG puede reducir síntomas de infecciones respiratorias.

Sin embargo, su calificación general de confianza otorgada por la Institución fue baja, no recibiendo por aquel entonces buena evaluación. Por otra parte, los expertos esperan que esta vacuna pueda ser un puente que logre reducir síntomas y bajar los peligros del coronavirus.

Coronavirus: vacuna de BCG como posible candidata para frenar la enfermedad

Aunque esta no sea la cura definitiva, podría ser una puerta para disminuir síntomas graves y ayudar a apalear las consecuencias. Un grupo de científicos pertenecientes al Instituto Max Planck desarrollo en el año 2001 una vacuna similar a BCG.

Sin embargo, esta es más moderna y podría ser más efectiva, por lo que sus ensayos comenzarán pronto en Alemania. Finalmente, entre los países afectados por la pandemia, actualmente Italia y Estados Unidos son los únicos que no la tienen disponible.

Esto ocurre porque ambas naciones no cuentan con políticas universales de vacunación con BCG, por lo que si resulta eficaz, deberán habilitarla.