Coronavirus: gatos y hurones pueden contagiarse con la enfermedad

Coronavirus: gatos y hurones pueden contagiarse con la enfermedad

No contagia a los humanos.

La pandemia del coronavirus también podría afectar a gatos y hurones. Una investigación dirigida por Jianzhong Shi, del Laboratorio Estatal de Biotecnología Veterinaria en Harbin, China, arrojó esta información.

Coronavirus: gatos y hurones si pueden contagiarse con la enfermedad

Coronavirus, gatos y hurones

A pesar de este descubrimiento, el grupo de expertos enfatizó que no existe evidencia que un gato pueda contagiar a un ser humano.

Ante esto, si un felino se contagia con el virus, solo podría infectar a otro de su misma especie. Por otro lado, los hurones siempre han estado susceptibles esto y de hecho, se usan como modelos para probar posibles curas.

Coronavirus: gatos y hurones si pueden contagiarse con la enfermedad

Otro de los hallazgos importantes fue que los perros tienen una dificultad mayor de contagiarse con el coronavirus. Según los expertos, esto ocurre porque estos animales son resistentes naturalmente frente a la enfermedad.

Existen además otros animales que son resistentes al coronavirus: pollos, patos y cerdos. Recordemos que esta investigación fue realizada luego de que se registraran cuatro casos aislados de contagios en animales.

Coronavirus: gatos y hurones si pueden contagiarse con la enfermedad

Estos eran dos perros en Hong Kong y dos gatos en Bélgica, situación que llamó la atención de los expertos.

Gatos, perros, hurones y coronavirus

 

gatomascarilla13-3d454c4d5289794bb3d0e83e0f37f4fb.jpg

Uno de los contagios se generó en el Reino Unido, donde el dueño enfermó, contagiando luego al animal. Sin embargo, la mascota no suele presentar síntomas, por lo que solo sería portador del virus.

Coronavirus: gatos y hurones si pueden contagiarse con la enfermedad

Según palabras de Jianzhong Shi, encargada de esta investigación.

"Los gatos y los perros están en contacto cercano con los humanos y, por lo tanto, es importante comprender su susceptibilidad al SARS-CoV-2 para el control del COVID-19".

Finalmente, dos de los gatos infectados fueron sacrificados para así realizarles diversos estudios. En ellos se logró descubrir presencia de ARN viral y partículas virales infecciosas en sus fosas nasales, amígdalas, tráqueas y el paladar blancos.