Coronavirus: ¿cómo podrían ayudar los aviones detenidos a los pacientes contagiados?

Coronavirus: ¿cómo podrían ayudar los aviones detenidos a los pacientes contagiados?

Como consecuencia a la pandemia que generó el coronavirus, gran parte de las aeronaves se encuentran aterrizadas y pudieran ser muy útiles en los infectados.

La emergencia sanitaria que atraviesa el planeta, como consecuencia al coronavirus, ha puesto a todo el mundo a echar una mano. En esta ocasión la ayuda podría llegar desde el sector aeronáutico. Y es que con los vuelos comerciales prácticamente cancelados, los aviones aterrizados podrían ser de gran utilidad para los pacientes contagiados de COVID-19.

Reseñó el portal Ubergizmo  que el doctor Daniel Reynolds sugirió que estas aeronaves pueden ser utilizadas como cámaras hiperbáricas. Un tratamiento que podría ser gran ayuda para los pacientes que acentúan problemas respiratorios durante los síntomas. Reynolds es fundador de Lungfish Dive Systems, empresa que fabrica equipo de buceo.

Debido a que los aviones alcanzan alturas de grandes proporciones, el aire es muy delgado como para respirar. Estas máquinas tienen  la capacidad de presurizar el interior aumentando la presión de aire. Como consecuencia esta puede convertirse en una alternativa a la falta de respiradores en los hospitales.

Cabina presurizada

Explica el portal antes mencionado que cada aeronave puede convertirse en una cámara hiperbárica improvisada. Dentro de las cabinas se puede convertir el aire en 1.6 y 2 atmósferas. Estas cámaras, en situaciones normales, son utilizadas como método de entrenamiento para los buzos. También sirven para adecuar el sistema respiratorio en ciudades con alturas de más de 3 mil metros de altura.

Cámaras Hiperbáricas

Una teoría que no se aleja de la realidad en pacientes de coronavirus

Por ahora este método no ha sido probado ni autorizado por los profesionales de la salud. Se trata sólo de una teoría que publicó un experto en estos tratamientos y para algunos médicos parece razonable. Resta esperar si esta recomendación es tomada en cuenta y se comienza a practicar en los pacientes de coronavirus.