Arqueólogos británicos descubrieron el insólito destino de un túnel en un campo de concentración nazi

Arqueólogos británicos descubrieron el insólito destino de un túnel en un campo de concentración nazi

Los exploradores de la Universidad de Staffordshire, en el Reino Unido, estudiaron el suelo de la isla Alderney, con un radar de penetración.

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Staffordshire, estudiaron la isla de Alderney. Este territorio fue el único que logró ocupar la Alemania nazi en Inglaterra. En sus investigaciones, que realizaron con un radar de penetración, descubrieron un túnel, el cual fue utilizado por el grupo de combate Schutzstaffel, mejor conocido como la SS.

Desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, en 1945, los campos de Alderney no habían sido explorados. Vieja data afirma que el territorio insular se utilizó como campo de concentración. En ella se cometieron actos atroces con prisioneros del movimiento nazi. Según el portal de Daily Mail, fueron estudiadas más de 30 estructuras.

Todo el material que había sobre tierra fue destruido por los nazi en 1944. Una vez que comenzaron a sentir la derrota, uno de los caminos que tomaron, fue acabar con todas las pruebas posibles. Pero en Alderney, aparte de las estructuras que sobrevivieron, en el subsuelo encontraron túneles de comunicación. Aunque los arqueólogos no están seguros, se cree que la función principal de estos caminos clandestinos, era la filtración de mujeres de un burdel.

Un túnel de varios destinos

El camino conecta con baños, cocinas en los cuarteles y salones que presuntamente fueron utilizados para sauna. Además de tener una conexión con el área perimetral del campo y con la villa del comandante del campo. Según el medio antes citado, los investigadores utilizaron métodos no invasivos para estudiar el territorio. Actualmente Alderney está bajó la administración de empresas privadas. Normalmente en un sitio de retiro y su población es, por lo general, de la tercera edad.

Los arqueólogos encontraron hallazgos de cómo el campo pasó de ser un campo de trabajos forzados a un campo de exterminio. En las fotografías del grupo de investigación se aprecian algunos establos, tiendas de construcción, cuarteles de prisioneros, comedores comunes, cocinas y la villa del comandante Schutzstaffel (SS). En total contabilizaron 32 estructuras: cinco lugares que ocupaban los soldados, dos para el comandante y 21 para los prisioneros.

Campo de Alderney