WhatsApp: la aplicación toma medidas para reducir el consumo de datos durante la cuarentena

WhatsApp: la aplicación toma medidas para reducir el consumo de datos durante la cuarentena

Debido al masivo uso de la aplicación, la empresa tuvo que tomar medidas para evitar colapsar los servidores.

La cuarentena ha generado un incremento en el tráfico de muchos servicios online. Ya te contamos que Netflix y YouTube tuvieron que tomar medidas en Europa. Una estrategia entendible para ambas plataformas, muy usadas especialmente a la hora de querer mitigar el aburrimiento durante el encierro. Sin embargo, nunca pensamos que esta disposición se podría extender a servicios que aparentemente no manejan archivos pesados, como WhatsApp.

WhatsApp implementará cambios

Debido al gran incremento que ha tenido el uso de la aplicación de mensajería WhatsApp, la empresa tuvo que hacer algunos cambios. Con la intención de que los usuarios ahorren datos, la app impuso un límite en el envío de videos. Estos no podrán superar los 15 segundos de duración. La medida es temporal, sin embargo no se tiene claro hasta cuándo durará.

Si aún puedes enviar videos largos a través de la aplicación, no es suerte. Hasta ahora la nueva regla se ha aplicado solo en territorios superpoblados. Uno de ellos es la India, donde habitan más de 1300 millones de personas. Debido a la gran cantidad de población que existe en este país, el recorte de los videos afectará de forma positiva en el uso de ancho de banda desde el servicio de mensajería. En todo caso, si en tu país aún no se ha implementado la nueva regla… no cantes victoria, pues la medida de extenderá al resto del continente… igual como lo hizo el coronavirus.

La nueva política de la duración de videos se mantendrá por lo menos mientras dure la cuarentena. Pero no temas, una vez que el distanciamiento social ya no sea necesario, y puedas decirte las cosas a la cara como hacíamos en esa vida que ya quedó atrás WhatsApp revertirá la regla. Podrás mandar videos de larga duración. Mientras tanto, es una buena medida para evitar colapsar los servidores o las infraestructuras, tan necesarios en este momento. Es una forma no tan invasiva de evitar romper internet.