Redención total: review del MacBook Pro 16 de Apple [FW Labs]

Redención total: review del MacBook Pro 16 de Apple [FW Labs]

La suma de la visión de la compañía y lo que los usuarios quieren.

Hace algunos meses salió al mercado el MacBook Pro 16, y la verdad es que desde el día cero nos sorprendió. Es más grueso que el anterior, más pesado y con un teclado "antiguo" ¿Qué clase Apple es este? Pues el mejor, el que escucha.

Pasa que desde el 2016, cuando pasaron a este nuevo lenguaje de diseño basado solo en puertos USB-C, que los "profesionales", la gente que usa este tipo de computadores potentes para trabajar, no se sintieron del todo acogidos por la nueva propuesta de Apple.

MacBook Pro 16

En mi caso, usé el modelo del 2011 (el mejor de la historia a mi gusto) hasta el 2016, cuando empecé a usar el del 2015. Después no cambié más hasta el MacBook Air nuevo, que fue genial por temas de portabilidad, pero ahora sí siento que puedo dar el paso a un nuevo terminal "Pro", con todas sus letras.

Partamos con que no eran lo suficientemente potente en especificaciones técnicas, y para rematar, el modelo del año pasado, durante las tareas más pesadas, sufría de uno que otro problema de ventilación, por lo tanto el throttling del procesador era real. Ahora el chasis es más grande y grueso, cosa que tenga mejor flujo de aire.

MacBook Pro 16

Estas son las especificaciones técnicas del equipo que usamos para esta prueba:

  • Pantalla de 16 pulgadas, resolución nativa de 3072 x 1920 a 226 PPI
  • Procesador Intel Core I9 a 2,3 GHz
  • AMD Radeon Pro 5500M Intel UHD Graphics 630
  • 16 GB de RAM
  • Almacenamiento SSD de 1 TB
  • Batería de 100 Wh
  • Incluye cable USB-C de carga y transferencia de datos, con adaptador de corriente USB-C de 96W

La autonomía no era la mejor, ahora tiene, literalmente, la batería más grande con la que te dejan subirte a un avión en Estados Unidos. Y sí, se nota, como con 10 horas de uso normal y unas 7 de trabajo más intenso.

El teclado anterior desapareció, y volvimos a uno con más recorrido en las teclas y con arquitectura distinta, como el que se hizo hasta 2015, y la verdad se agradece mucho. Se siente más estable y a la larga, con menos errores.

Como si fuera poco, la tecla "ESC" ahora está separada de la Touch Bar, algo que harta gente pedía por favor. Claro, me gustaría que tuviera lector de tarjeta SD o al menos un puerto USB-A, pero ya aprendí a vivir esta futurista vida. El jack de audífonos vive, por cierto, y los micrófonos son un tema aparte en este computador, que trataremos más adelante porque son de lo más increíble que he vivido en un portátil. Más de eso en el futuro próximo.

Si a eso le sumamos los mejores parlantes que haya escuchado en un computador portátil, estamos frente a una máquina que cambia mucho el paradigma de lo que venía haciendo Apple; es como si hubieran tomado todas las críticas de los usuarios y las hubieran resuelto, lo mismo que pasó con el Mac Pro. Ahora, no es una máquina de bajo precio, pero los que usan MacOS para su labor y necesitan lo mejor de lo mejor, encontrarán aquí algo que se pagará solo a través de varios años de uso.

MacBook Pro 16