Museo del Louvre cierra sus puertas debido al coronavirus

Museo del Louvre cierra sus puertas debido al coronavirus

por

Los empleados de la institución cultural decidieron no trabajar debido a temores por el Covid-19.

Este domingo, el museo parisino del Louvre no abrió sus puertas debido a la preocupación de sus empleados por la epidemia del coronavirus. Asimismo, reconocieron su derecho a no trabajar debido al peligro que representa esta situación.

La institución cultural confirmó a través de su cuenta oficial en Twitter que no iba a poder abrir. También ofreció disculpas a aquellas personas que compraron boletos para ese día, así como el reembolso.

 

Momentos antes había precisado que la apertura se había retrasado debido a "una reunión de información sobre la situación sanitaria ligada a las medidas de prevención, tras las instrucciones ministeriales transmitidas por las autoridades competentes".

Su horario habitual en los domingos es de 9:00 a 18:00 horas en tiempo local.

Empleados acogen su 'derecho de retirada'

La cadena de televisión privada francesa, 'BFM TV', señaló que los directivos se reunieron con los empleados en la mañana. Ahí se estableció por los segundos que no acudirían a trabajar hasta que se les asegurara que no corren peligro de contagio.

El llamado "derecho de retirada" permite a un trabajador, sin permiso de su jefe, abandonar su puesto o no ir a trabajar cuando la situación laboral presenta un peligro "grave e inminente" para su vida o su salud, según la página web de la Administración francesa.

En Francia se han confirmado 100 casos de coronavirus y dos víctimas mortales.

Por eso, el Ejecutivo francés anunció este sábado la prohibición de todos los grandes acontecimientos. En específico a lo que sean en un lugar cerrado y reúnan a mas de 5 mil personas. También los espacios abiertos que puedan congregar a mucha gente procedente de zonas de riesgo.

El Louvre fue visitado el año pasado por 9,6 millones de personas.

Los visitantes extranjeros representaron el 75 % de ese flujo y, según su propio balance, procedieron principalmente de Estados Unidos, China y países de la Unión Europea (con España, Alemania, Italia y el Reino Unido en cabeza).