Coronavirus: Elon Musk se niega a acatar órdenes de cuarentena para Tesla

Coronavirus: Elon Musk se niega a acatar órdenes de cuarentena para Tesla

La fábrica, ubicada en California, podría estar violando la ley al no cerrar sus puertas por decisión de Elon Musk que no le teme al coronavirus.

En todo el mundo se ha tomado la cuarentena como una medida para prevenir la propagación del coronavirus. En California el virus pegó fuerte, con 917 casos diagnosticados, de los cuales casi la mitad son en el Área de la Bahía de San Francisco. Por esta razón se tomaron medidas críticas y se le ordenó a los habitantes que se resguardaran y estuvieran en cuarentena.Sin embargo, nada de esto parece alarmar a Elon Musk. El empresario tecnológico y CEO de Tesla, ordenó mantener abierta la fábrica de automóviles situada en Fremont, en el Condado de Alameda.

La decisión no sorprendió a nadie, ya que el empresario ha manifestado varias veces su opinión sobre el Covid-19. El pasado 6 de marzo tuiteó "El pánico por el coronavirus es tonto" para luego agregar "El miedo mata mentes".

Estamos seguros de que los empleados de la fábrica de Tesla no le dieron me gusta a los tweets.

¿Tesla estaría violando la ley?

El Condado de Alameda, junto con varias otras ciudades de California, emitieron una orden de quedarse en casa, excepto para casos de necesidad esencial. La medida con peso legal dictamina que todos los negocios que "no sean esenciales" deben cerrar, y los habitantes deben mantenerse dentro de sus casas hasta el 7 de abril. Las personas pueden salir para comprar alimentos, ir a trabajar si lo hacen en organizaciones esenciales (como la policía o los bomberos) y salir a hacer ejercicio o tomar aire por periodos breves de tiempo. No hacer caso a esta medida constituye un delito menor.

Como la fábrica de Tesla bajo ninguna lógica puede ser considerado un negocio esencial, se esperaba que acatara la ley y cerrara sus puertas. Pero como ya dijo el mismo Elon, se mantendrá abierta y en operaciones.

El Sheriff del Condado de Alameda emitió en un tweet un comunicado sobre Tesla y su decisión de seguir trabajando. En el post explica que pueden mantenerse abiertos, siempre y cuando mantengan "operaciones básicas mínimas". Éstas se definen, según la ordenanza, como las actividades mínimas necesarias para mantener el valor del inventario de la empresa, asegurar su seguridad, procesar los pagos y beneficios de los empleados y funciones relacionadas a eso, además de asegurar que todos puedan seguir ejerciendo sus labores en remoto.

En un memo interno enviado a los empleados de Tesla, se les comunicó a los trabajadores que solo los "empleados esenciales" debían ir a la fábrica, concepto que incluye a personas del área de producción, servicio, entregas y control de calidad. Quienes no pertenezcan a ninguna de esas áreas podrían ser cambiados a algunos de los departamentos que nombramos antes, y deben estar de guardia esperando que los llamen. Solo quienes estén enfermos pueden quedarse en sus casas. Sin embargo, tomando en cuenta esta medida, de igual manera el número de trabajadores activos por el momento bajó de los usuales 10000 a 2500, reportó el sitio web Buzzfeed.

 

A nuestro parecer, las acciones de la empresa no condicen con lo comunicado por el Sheriff en su tweet. Sin embargo la decisión de si Tesla está o no quebrando la ley, quedará a criterio de las autoridades de California. En caso de que así sea, serán multados con montos que van desde US$50 a US$1000 y arriesgan hasta 90 días en prisión.