Coronavirus: el calor que hace en México podría salvarnos la vida

Coronavirus: el calor que hace en México podría salvarnos la vida

El Coronavirus ya llegó a México pero se encontró con un problema que nadie se esperaba que fuera a salvarnos la vida: el calor.

Es oficial, el Coronavirus ya se encuentra en México y con dos casos 100% confirmados. Es por eso que muchos se encuentran muy asustados por lo que esto pueda significar para la salud de los suyos y de si mismos. Pero parece ser que estamos salvados de alguna manera gracias a algo que nadie se esperaba.

Ok, ahora si queremos al calor

En el país tenemos todo el tiempo un debate sobre el calor y el frío. Hay algunas personas que adoran el frío y otras tantas que aman el calor y es gracias al calentamiento global que casi todo el invierno se ha estado sufriendo de un calor terrible en México, lo cual curiosamente podría ser nuestra salvación ante el Coronavirus.

“Según me han informado el virus no sobrevive el calor, lo mínimo son 26 grados y aquí estamos pues a un ratito de llegar a los 26 grados, o sea, la temperatura nos va a ayudar mucho a que ese virus no se dé, y las líneas toman sus precauciones, a ellos no les conviene que un pasajero infecte a otros.”

Fue lo que dijo Alfonso Gil Díaz, quien es el Director de Proyectos Estratégicos de la Secretaría de Turismo en Sinaloa.

Coronavirus México

De hecho, tal vez ahora si se el momento indicado de subir la calefacción y sudar un poco, pues podría literalmente salvarnos la vida y evitar contagios entre la población.

Aunque cabe aclarar que esto no significa que estemos libres de peligro, al contrario, se necesita usar todo lo que esté a nuestra disposición para evitar un contagio, lo cuál incluye lavarnos bien las manos después de salir a la calle, no tocarnos el rostro y evitar saludar de beso o dar abrazos.

Evitar que esto se vuelva una pandemia está en nuestras manos y podemos hacerlo al cuidar mucho nuestra higiene.

El cambio climático está volviendo caníbales a los osos polares

Gracias a que el cambio climático ha comenzado a destruir ecosistemas completos, ahora los osos polares han recurrido al canibalismo.