Cambio climático y altas temperaturas podría eliminar a las regiones productoras de uvas, reveló un estudio

Cambio climático y altas temperaturas podría eliminar a las regiones productoras de uvas, reveló un estudio

Con un calentamiento global de 4 °C, la pérdida de las regiones vitivinícolas mundiales podría llegar al 85%.

El cambio climático podría acabar con más de la mitad de las regiones productoras de uvas y vinos del mundo y obligar a los viñedos a cambiar sus variedades en productos para seguir operando.

Los investigadores dirigidos por la Universidad de Harvard en los Estados Unidos encontraron que solo 2 °C de calentamiento reduciría la cantidad de regiones vitícolas adecuadas hasta en un 56%.

Los hallazgos completos del estudio fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Sin embargo, cambiar las variedades de uva actuales por otras más tolerantes al calor podría ayudar a mantener algunos viñedos en el negocio.

Por ejemplo, variedades “más cálidas” como mourvèdre podrían cultivarse donde actualmente se cultiva cabernet sauvignon, merlot y pinot noir.

siembra de uvas

Efectos del cambio climático

Dichas uvas de temperatura más fría podrían entonces cultivarse en nuevas regiones productoras de vino al norte de sus ubicaciones actuales.

Sin embargo, el cambio climático afectará más a las regiones ya cálidas como Italia y España, que no tendrán variedades más resistentes al calor para comerciar.

“Sustituyendo la garnacha o el cabernet sauvignon por el pinot noir, sembrando trebbiano donde se cultiva el riesling, estos no son cambios sin dolor que se pueden hacer para mantener las cosechas”, dijo la científica de alimentos y conservación Elizabeth Wolkovich de la Universidad de Columbia Británica.

“Pero pueden facilitar la transición de los viticultores a un mundo nuevo y más cálido”, apuntó.

La profesora Wolkovich y sus colegas descubrieron que si las temperaturas globales promedio aumentan en 2 °C, las regiones del mundo que actualmente son adecuadas para cultivar buenas uvas para vino podrían reducirse hasta en un 56%.

tipos de vinos en el mercado

Aumento de dos grados será letal

Sin embargo, con un calentamiento de 4 °C, la pérdida de las regiones vitivinícolas mundiales podría aumentar al 85%.

“Sin embargo, estas estimaciones ignoran los cambios importantes que los productores pueden hacer”, agregó la profesora Wolkovich. “Descubrimos que al cambiar a diferentes variedades, los viticultores pueden disminuir el daño, a solo el 24% de las áreas perdidas”, recalcó.

En su estudio, los investigadores se centraron en 11 variedades de uva: cabernet sauvignon, chasselas, chardonnay, garnacha, merlot (mourvèdre también conocido como monastrell), pinot noir, riesling, sauvignon blanc, syrah y ugni blanc.

El equipo descubrió que una reducción en las regiones productoras de vino era inevitable en ambos escenarios de calentamiento, gracias a las temperaturas cambiantes y los cambios estacionales que afectarían las condiciones mientras la uva estaba madurando.

Probar nuevas variedades

Otras medidas, como el aumento del riego y el uso de paños de sombra, también podrían ayudar a proteger las vides de las temperaturas más altas, pero solo en escenarios de calentamiento más pequeños.

En la región de Borgoña en Francia, por ejemplo, los investigadores encontraron que las variedades de garbanzos y mourvèdre amantes del calor podrían reemplazar a las uvas tradicionales como el pinot noir.

Sin embargo, los investigadores reconocieron que habrá obstáculos culturales y legales para superar si se van a sustituir las variedades de uva.

“Los consumidores que estén dispuestos a probar nuevas variedades pueden desempeñar un papel importante para ayudar a salvar las regiones que la gente ama”, apuntaron los investigadores.