Nueva sonda espacial de la NASA viajará cerca del Sol para predecir sus tormentas

Nueva sonda espacial de la NASA viajará cerca del Sol para predecir sus tormentas

La sonda Solar Orbiter está equipada con un escudo térmico de titanio diseñado a medida que resiste temperaturas de más de 900 grados Fahrenheit.

La NASA tiene una nueva misión y no se trata de un viaje a una galaxia lejana y a millones de años luz. Ahora, el horizonte que tomará se dirige a la principal estrella de nuestro sistema: el Sol.

En colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), el equipo de la NASA está lanzando el Solar Orbiter que utilizará la gravedad de Venus y la Tierra para salirse del plano eclíptico y acercarse lo más posible al Sol.

Desde esta posición, la nave de la NASA deleitará sus ojos con la primera mirada de la enorme estrella amarilla, que proporcionará a los científicos mejores datos para predecir tormentas solares con mayor precisión.

sonda espacial Solar Orbiter

Con un escudo térmico

Solar Orbiter está equipado con un escudo térmico de titanio diseñado a medida recubierto con un fosfato específico que resiste temperaturas de más de 900 grados Fahrenheit, lo que le permite llegar a 26 millones de millas del Sol.

Las agencias espaciales lanzarán la nave el próximo 7 de febrero de 2020 desde Cabo Cañaveral, Florida.

Russell Howard, científico espacial en el Laboratorio de Investigación Naval en Washington, D.C. e investigador principal de uno de los diez instrumentos del Solar Orbiter, dijo: “Hasta el Solar Orbiter, todos los instrumentos de imágenes solares han estado dentro del plano eclíptico o muy cerca de él. Ahora, podremos mirar el Sol desde arriba”.

sonda espacial Solar Orbiter

Una misión de seis años

La misión durará siete años, en los cuales el Solar Orbiter primero alcanzará 24 grados sobre el ecuador del Sol, aumentará a 33 grados después de tres años y luego terminará con un paso dentro de los 26 millones de millas.

Los científicos estudian el campo magnético del sol para predecir cuándo ocurrirán tormentas solares, que interfieren con nuestro GPS y satélites de comunicaciones; en el peor de los casos, incluso pueden amenazar a los astronautas.

“Para pronosticar eventos del clima espacial, necesitamos un modelo bastante preciso del campo magnético global del Sol”, apuntó Holly Gilbert, científica del proyecto de la NASA para la misión en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland,.

Se conoció que el Solar Orbiter pasará dentro de la órbita de Mercurio y traerá consigo instrumentos más avanzados.

Solar Orbiter es la segunda nave de la NASA en investigar el sol interior, sigue a la sonda solar Parker que se lanzó en agosto de 2018.

Revelan que la Inteligencia Artificial fue el primer sistema en alertar sobre el coronavirus Wuhan

Un algoritmo propuesto por BlueDot alertó a un grupo de clientes que un coronavirus se estaba propagando en China. Lo hizo el 31 de diciembre de 2019.