La inusual experiencia de vivir con un celular plegable: review del Samsung Galaxy Fold [FW Labs]

La inusual experiencia de vivir con un celular plegable: review del Samsung Galaxy Fold [FW Labs]

Un buen primer intento.

El Samsung Galaxy Fold fue una bendición y una pesadilla al mismo tiempo para Samsung. Un equipo que se presentó en febrero de 2019 junto al S10 y que prometía cambiar el paradigma de los móviles como los conocemos.

Su salida al mercado se vio truncada porque algunas unidades de prensa, las que se usan para hacer análisis, reviews y más, fallaron. La pantalla dejaba de funcionar inexplicablemente o algunos removían la primera capa de la pantalla flexible, pensando que era un protector.

Samsung Galaxy Fold

Evidentemente se hablaba de fracaso y fiasco, pero a Samsung nunca le ha asustado eso, total han pasado por cosas mucho peores. Volvieron a la fábrica, al estudio y lo lanzaron otra vez, ahora con venta al público y al parecer, 11 meses después, tenemos un equipo que es completamente utilizable.

Samsung Galaxy Fold

¿Especificaciones técnicas? Imagínate un S10 con 12 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento. Las cámaras son las mismas que el S10+ y el Note10, por lo que los resultados son predecibles (buenos) en este aspecto y no los vamos a someter a análisis, porque lo importante es lo otro.

Tema de conversación

No existió donde sacara el teléfono y alguien no me preguntara por el, y es que no deja de ser extremadamente llamativo, tanto por su forma cerrada, que es como un control remoto con una pantalla pequeña, como en su forma abierta, que es como sostener un iPad Mini futurista.

Todos concordaban en lo genial que era que llevando algo tan pequeño, pudiera acceder a una experiencia de pantalla tan grande, y sí, es que esa es la gracia del Fold y de la industria móvil en general los últimos años. Por eso cada vez se recortan más los bordes. Menos cuerpo, más pantalla, y esta es otra solución a cómo lograr eso.

Samsung Galaxy Fold

Una muy inteligente, por cierto, aunque en la ejecución puede que no estemos totalmente "ahí". Al estar cerrado aún se puede notar que no alcanza a estar completamente plano. Es un equipo, por lo general, bastante pesado. Al estar extendido se nota esa "canaleta" al medio en el pliegue de la pantalla plegable, y es que es a lo que podemos acceder hoy en día con este tipo de tecnología basado en polímeros. A mí al menos eso no me molestó tanto como pensé que lo iba a hacer, es más, al día de uso ya dejé de pensar en eso.

Samsung Galaxy Fold

El uso de la pantalla externa nunca me convenció del todo, y es que es muy chiquita y está bien para revisar algunas cosas, pero por lo general, 9 de 10 veces terminaba desdoblando el equipo. En todo caso, entre tenerla y no tenerla, mejor que esté.

Pero y el precio…

Sí, es carísimo, hablamos de más de 2 millones de pesos en Chile y más de 2 mil dólares en Estados Unidos. Es que la tecnología que se ha usado en el sistema de bisagras del terminal es una obra maestra, sin duda. Son los primeros en ofrecer algo así y que esté disponible en tiendas de casi todo el mundo también es un lujo.

Samsung Galaxy Fold

Hay que entender que a pesar de su mala prensa y precio, eso es lo que se paga por ser "el primero". La entrada al mundo early adopter está bien salada y es que hace una década que no se mostraba algo tan diferente.

Se debe entender que es un terminal para fanáticos, entusiastas, locos de la tecnología. Por mi parte lo veo como una prueba de concepto por parte de Samsung, que demuestra que a futuro se vienen más, que tendrá varias formas y que será más accesible.

Samsung Galaxy Fold

Me es imposible no recomendarlo a quien quiera algo de este estilo y le haga sentido, mientras sea a plena conciencia de que es un equipo de primera generación, más frágil que los demás, quizás no tan bien logrado ni maduro, pero que sí es una bestia en entretenimiento y productividad, con una batería que dura mucho (7 horas de pantalla encendida bajo mi uso), cámaras de alta gama y una pantalla que los demás envidian, donde, dada la superficie, se puede trabajar muy cómodo y con muchas aplicaciones al mismo tiempo.

No es para todos, no me caben dudas, pero de que hacia allá vamos, tampoco tengo dudas. Por mientras sentémonos y disfrutemos el paseo, que se viene muy entretenido.