La ESA prepara dos misiones para desentrañar el misterio de los agujeros negros

La ESA prepara dos misiones para desentrañar el misterio de los agujeros negros

Las dos misiones para estudiar los agujeros negros tienen por nombre Athena y LISA, dijo la Agencia Espacial Europea (ESA).

La Agencia Espacial Europea (ESA) aseguró que quiere centrar dos de sus principales misiones científicas en el estudio de los agujeros negros para así desentrañar sus misterios.

La primera de ellas, Athena (de las siglas en inglés para Telescopio Avanzado para Astrofísica de Alta energía), es el mayor telescopio de rayos X construido hasta la fecha y su lanzamiento estaba previsto para 2031.

El instrumento está diseñado para captar los fenómenos más calientes y energéticos del cosmos con una precisión inédita. Tendrá la misión de estudiar la evolución de los agujeros negros del centro de las galaxias, cómo se entrelazan con la materia oscura y para formar el tejido del que está hecho el cosmos.

agujero negro

Luego viene LISA

La segunda gran misión científica de la ESA para la década que viene es LISA (siglas en inglés de antena espacial de interferómetro láser), una constelación de tres satélites con una disposición sin precedentes para observar ondas gravitacionales, un fenómeno teorizado por Einstein hace más de un siglo, pero que no fue observado por primera vez hasta 2016.

Cuando se produce el choque entre dos objetos extremadamente poderosos, como los agujeros negros en el centro de dos galaxias que se funden, el tejido espaciotemporal del cosmos se sacude como un estanque al que se arroja una piedra.

 

telescopio Athena

El centro de la galaxia

Estudios recientes han revelado que en el centro de nuestra galaxia, existen los agujeros negros supermasivos que tienen millones o incluso miles de millones de veces la masa del Sol.

El nuestro, el de la Vía Láctea, está relativamente cerca, a 27.000 años luz, y tiene tanta masa como cuatro millones de soles.

Los agujeros negros contienen la clave de la evolución de las galaxias y del universo. Se sabe que existe una correlación entre el tamaño de una galaxia y el agujero negro que la habita y también que las estrellas de los confines de una galaxia se mueven más rápido cuanto mayor es el agujero negro central, pese a estar fuera de su “jurisdicción” gravitatoria.

Se espera que LISA podrá estudiar ondas gravitacionales de muy baja frecuencia, como las que liberan los agujeros negros supermasivos al encontrarse. Para conseguirlo, sus satélites se colocarán en el espacio, muy lejos de las perturbaciones.

Con la nueva planificación, LISA partiría en 2032, solo un año después de Athena.

La NASA revela la primera imagen en alta resolución del centro de nuestra galaxia

El panorama espacial, hecho con la ayuda del telescopio SOFIA, reveló detalles de los densos remolinos de gas y polvo en alta resolución.