Internet: Mujer pone en venta a su esposo por tan solo 100 dólares

Internet: Mujer pone en venta a su esposo por tan solo 100 dólares

Una historia muy curiosa se ha comenzado a compartir en Internet, la cual involucra un pantalón pequeño y una mujer que puso a su esposo a la venta.

El Internet es un lugar muy curioso y entretenido, pues hay tantas historias extrañas que se comparten en este que se ha vuelto ya algo de vital importancia de la humanidad para dar a conocer cosas como las que veremos a continuación.

ON SALE

Seguramente muchos se sorprenderán al saber que una mujer decidió poner a la venta su marido. Muchos otros se sorprenderán al saber que esto fue gracias a que él arruinó una prenda de vestir de ella. Pero otros se sorprenderán cuando sepan que ella le puso un precio de tan solo 100 dólares.

La historia va más o menos así: una pareja de Australia se volvió viral después de que el esposo en cuestión decidiera lavar la ropa de su mujer. Todo estaría bien si no fuera porque él encogió los pantalones de su esposa de manera accidental.

Los pantalones no eran cualquier cosa tampoco, pues eran de la marca “Spell and the Gypsy Collective” y ya no se encuentran en ninguna tienda. Así es como se ven puestos, es una imagen promocional.

Internet esposa vende

El problema es que estos pantalones ya no se ven como muestra la imagen publicitaria, sino que ahora parecen sacados de una colección otoñal para niños.

Internet esposa vende

Obviamente, el esposo se muestra avergonzado de haberle hecho eso a los pantalones favoritos de su esposa, pero a modo de broma, la mujer afectada decidió poner a la venta a su esposo en Internet por tan solo $111 dólares. Lo cual no cubre el precio completo del pantalón, que costó aproximadamente unos $199 dólares.

México: Parte de la población cree que el avión presidencial está maldito

Una encuesta relacionada al avión presidencial de México demostró que parte de la población cree que el avión está embrujado.

Como era de esperar, nadie ofertó por el esposo, pero si hubo muchas mujeres que contaron sus experiencias similares con sus respectivas parejas. Creo que como broma es bastante buena, pues demuestra que se toma el accidente con humor, y se ve que la vergüenza misma es castigo suficiente para él.