Facebook dice que dejarás tu smartphone por la Realidad Aumentada en el 2030

Facebook dice que dejarás tu smartphone por la Realidad Aumentada en el 2030

Los dispositivos e interfaces de Realidad Aumentada (AR) serán la gran novedad que relevará al smartphone en el futuro cercano. Según Facebook.

Facebook es una compañía que vive obsesionada por el futuro. Y también por los datos personales de sus usuarios.

Durante los últimos meses hemos visto cómo han presentado avances en ambos terrenos y parece que tienen muy claro cuál será la siguiente gran novedad: la Realidad Aumentada (AR).

Facebook tiene una app de reconocimiento facial que identifica a empleados y amigos

Se filtra la existencia de una app relativamente intrusiva, capaz de reconocer el rostro de sus empleados internos con toda su red de amigos.

En entrevista para The Information, el jefe de Facebook Reality Labs, Michael Abrash, habló un poco sobre la visión e futuro que tienen.

Y asegura que en algunos años los espacios de trabajo de escritorio serán sustituidos por sistemas de realidad virtual para incrementar la eficiencia.

Pero más importante aún, los dispositivos de Realidad Aumentada serían el relevo que sustituirá a los actuales smartphones:

REalidad aumenada

 

Todos ven que la Realidad Aumentada reemplazará el teléfono algún día. Eso parece un hecho. Pero creo que la realidad virtual será tan importante como la AR. La AR puede reemplazar el teléfono, a su vez que la Realidad Virtual puede reemplazar la computadora personal.

Para tener éxito, las gafas AR deben ser socialmente aceptables, pesar no más de 70 gramos y disipar no más de 500 milivatios en la cabeza.

Para el especialista esta evolución natural será clave para mejorar la dinámica en entornos de trabajo. Particularmente en el ramo de tecnología de la información.

Sin embargo el hardware que haría posible todo esto aún se encuentra en pleno desarrollo. De modo que pasará algo de tiempo antes de ver este futuro hecho realidad.

La idea es que los dispositivos sean más delgados, ágiles y convencionales. Así que no sería hasta más o menos el año 2030 que se alcanzarían los estándares mínimos necesarios.