DJI Mavic Mini: una pequeña gran maravilla que vuela alto [FW Labs]

El nuevo dron de DJI viene en versión mini, pero todo en él es grandioso.

DJI lanzó al mercado el Mavic Mini, la versión compacta de sus drones. Casi tan liviano como un Smartphone, pesa menos de 250 gramos, pero le hace frente al viento como cualquier dron de tamaño regular.

En FayerWayer tuvimos la oportunidad de probarlo. Lo sacamos de su maleta, donde viene empacado de forma compacta.

dji case

Trae tres baterías y un control remoto, que utiliza tu teléfono como pantalla. Quienes han utilizado un dron, entienden la importancia de que la maleta sea práctica y eficiente. El pequeño case del Mavic Mini es cómodo y transportable. Ideal para llevar a situaciones sociales por si acaso. Justo tus amigos se pusieron a jugar fútbol y quieres unas tomas, no hay problema. Es tan práctico, que incluso cabe en una mochila.

Hace un tiempo atrás, jugar con un dron era un acontecimiento, por llamarlo de alguna forma. Es decir, requería una preparación previa, una planificación. De ninguna manera volar un dron se podía realizar como un acto espontáneo.

Práctico y espontáneo

Sin embargo, el Dji Mavic Mini es fácil de aprender a usar y aún más de volar. Es tan intuitivo, que hasta los más pequeños de la casa logran entender cómo usarlo en cosa de minutos. Sacas de la maleta, conectas los gadgets y listo. Desde tu mano despegas el dron, y en cuestión de minutos ya puede estar a 100 mts. de altura.

Es verdad que su tamaño reducido genera ciertas dudas de su capacidad para volar. De hecho, al verlo alejarse las primeras veces, no hubo nadie en la redacción que no experimentara una sensación desagradable en el estómago, pensando que todo podría fallar en cualquier minuto. Al volar un dron, siempre hay que tener una noción de dónde se encuentra, sin perderlo de vista.

Debido a su tamaño, no siempre pude localizarlo inmediatamente. Qué terrible sensación fue no verlo enseguida. Casi igual a la que uno siente cuando se toca el bolsillo y no siente el móvil. Es que a pesar de su tamaño, su vuelo es increíblemente estable. Vuela más rápido y alto de lo que pareciera poder, y enfrenta los vientos de altura precordillerana como cualquiera del doble de su porte. El único problema del Mavic Mini es que es muy fácil subestimarlo. El lado bueno, es que la sorpresa que te llevas después de usarlo, es aún mejor.

DJI dron frente

Veloz y estable

Al volarlo, el sistema te ofrece tres modos, muy distintos entre sí. El modo P, por Posición, es el básico. Esta modalidad es la recomendada para aprender a volar, si no tienes experiencia manejando drones. En esta modalidad puedes practicar movimientos y precisión de vuelo, si es que quieres aprender a realizar maniobras o buscas algún plano particular.

Para los más avanzados, está el modo S, por Sport. La diferencia con la modalidad P es gigantesca. Con esta modalidad seleccionada, puedes volar a una velocidad sorprendente. Si quieres hacer piruetas, realizar carreras o solo llevar el manejo de tu dron al límite, definitivamente este es tu modo de vuelo. Con Sport seleccionado, el pequeño Mavic Mini puede cambiar de dirección en instantes, de un lado para el otro sin titubear.

Pero, en mi opinión, el modo C, de CineSmooth es definitivamente la modalidad decidora en cuanto a el valor del DJI Mavic Mini se trata. Con esta función seleccionada, el dron alarga el tiempo de frenado para lograr escenas más fluidas. La diferencia de grabación entre el modo S y el modo C es INCREÍBLE. Mientras que con el modo S puedes ver cómo se mueve el dron en altura, por el viento o las condiciones naturales que existen, al cambiarlo al modo C comienza una experiencia totalmente diferente. Las tomas son profesionales, de una estabilidad impensada para un dispositivo tan accesible en cuanto a precio. Imágenes que hace no tanto tiempo parecían imposibles de obtener con una cámara pensada para uso cotidiano.

Definitivamente el modo CineSmooth es lo mejor que tiene el DJI Mavic Mini. Convierte tus momentos del día a día en videos sorprendentes, que podrían salir directo de la pantalla de un cine.

dji mavic de arriba

Cámara y videos de calidad

Mavic Mini ofrece a los pilotos la capacidad de capturar contenido de gran calidad, incluidos vídeos de 2.7K a 30 fps, en 1080p a 60 fotogramas por segundo, o fotografías de 12 megapíxeles con el sensor de 1/2.3 pulgadas. Un estabilizador motorizado en tres ejes proporciona soporte a la cámara y la estabiliza, esto asegura resultados fluidos y con toques cinematográficos para compartir en redes sociales.

Todo se guarda en una tarjeta micro SD. También puedes pasar los videos directamente a tu celular, desde la aplicación de DJI, con un solo toque.

Vuelos largos y aterrizaje simple

Cada batería soporta media hora de vuelo aproximadamente. Una duración bastante buena, que debería dejar conforme a cualquier usuario de dron. En cuanto al aterrizaje, es muy simple. Incluso resulta fácil hacerlo en espacios reducidos. Debido a su tamaño, uno puede posicionarlo de forma sencilla. Es muy fácil aterrizar de forma precisa en lugares determinados, incluso en tu mano.

Una maravilla

Es fácil enamorarse de este dron. Es muy liviano, tiene capacidad de vuelo de 30 minutos por batería, y transmisión estable hasta 4 km. La estabilidad característica de DJI otorga tomas cinematográficas de increíble calidad. Es fácil de despegar, volar y aterrizar. Es transportable, ligero y práctico. Es perfecto para empezar en el mundo de los drones, o tener uno extra para el día a día en caso de que ya seas un experto. Definitivamente, un dron recomendable por donde lo veas.

Disponibilidad y precio

El DJI Mavic Mini tiene un precio oficial de USD $399, costando USD $499 con el "Fly More Combo", que trae tres baterías, cargador, protectores, repuestos, case y más accesorios. Se recomienda ir por la opción, dada que es la experiencia completa. En Chile cuesta CLP $489.900.