Los cocodrilos prehistóricos fueron de sangre caliente para sobrevivir al jurásico frío, relevó un nuevo estudio

Los cocodrilos prehistóricos fueron de sangre caliente para sobrevivir al jurásico frío, relevó un nuevo estudio

Los resultados indican que los cocodrilos prehistóricos podían elevar la temperatura de sus cuerpos para mantenerse calientes a medida que caían las temperaturas.

Un nuevo estudio científico, publicado en Philosophical Transactions de la Royal Society B, reveló que los ancestros antiguos de los cocodrilos eran de sangre caliente y no fría como se pensaba en un principio.

Paleontólogos de la Universidad de Edimburgo analizaron la composición mineral de los dientes fósiles de los cocodrilos de la extinta familia de “metriorhynchid”.

Descubrieron al menos un ancestro antiguo de cocodrilos de la familia de metriorhynchid que no era de sangre fría.

Los resultados indican que los cocodrilos prehistóricos podrían elevar la temperatura de sus cuerpos para mantenerse calientes a medida que caían las temperaturas, de la misma manera que las aves y los mamíferos modernos.

Y podría haberles ayudado a prosperar durante un período de enfriamiento global hace unos 150 millones de años al final del período Jurásico.

cocodrilos prehistóricos

Ayuda para el enfriamiento global

Ser de sangre caliente fue clave para que los metriorhynchids desarrollaran un cuerpo similar a un delfín, incluidas aletas y una aleta caudal, y se aventuraran en los océanos abiertos.

Los cocodrilos de hoy son de sangre fría y no pueden generar su propio calor, lo que significa que hibernan o quedan inactivos durante los meses más fríos.

“Este descubrimiento nos ayuda a comprender mejor estos cocodrilos extraños”, señaló el doctor Mark Young de la Universidad de Edimburgo.

Agregó que “su transición de los habitantes terrestres a los marinos refleja cada vez más la transformación más conocida que sufrieron los delfines y las ballenas hace millones de años”.

cocodrilo prehistórico

Los niveles de oxígeno en el esmalte de los dientes fósiles se vieron afectados por la temperatura corporal de los animales y medirlos permitió a los investigadores descubrir si eran de sangre fría o de sangre caliente.

Los estudios revelan que la adaptabilidad a la sangre fría probablemente los ayudó a sobrevivir cuando las temperaturas cayeron al final del Período Jurásico, hace unos 150 millones de años.

Por el contrario, los teleosaurios, los primos de sangre fría, lucharon por adaptarse pero finalmente sobrevivieron.

Brasil: Se reporta primera muerte por arenavirus en más de 20 años

En Brasil se reportó la primera muerte por fiebre hemorrágica en más de 20 años y todo es causa del arenavirus. Sigue leyendo para saber más.