Cableado del Boeing 737 Max tendría defecto que provoca caídas en picada

Cableado del Boeing 737 Max tendría defecto que provoca caídas en picada

Las autoridades están analizando a fondo cada componente del Boeing 737 Max y resulta que sus cables serían un problema grave en cada vuelo.

El Boeing 737 Max ha adquirido una fama terrible e insalvable; luego de los dos accidentes fatales que costaron la vida de 346 pasajeros, luego de que el avión se estrellara en picada.

Conforme han avanzado las investigaciones más se ha venido retrasando el regreso al vuelo de todos los modelos ya fabricados. Todo está atorado a un grado tal que la nave ya no se fabrica más.

Boeing anuncia que detendrá producción de avión 737 Max

Este avión de Boeing ha sido protagonista de dos accidentes durante el último tiempo y a raíz de esto la compañía decidió detener su producción ahora.

Pero resulta que la cosa se ha puesto aún peor. Según el más reciente artículo de investigación publicado por el New York Times, el Boeing 737 Max tendría muchos más fallos de diseño que el ya detectado con el software.

En las últimas investigaciones se había concluido que el sistema de control MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) había sido el principal causante de los accidentes.

Se trataba de una función de seguridad automatizada por software que buscaba estabilizar el avión. Todo bajo la intención de equilibrar la posición en vuelo del avión ante sus motores tan pesados.

Boeing anuncia que detendrá producción de avión 737 Max

Este avión de Boeing ha sido protagonista de dos accidentes durante el último tiempo y a raíz de esto la compañía decidió detener su producción ahora.

Por desgracia el MCAS presentaba una falla en sus sensores  que se activaban en su despegue, tomando el control del avión y provocando que se inclinara en picada para estrellarse.

Pero ese no sería el único defecto, sucede que a raíz de ese hallazgo siguió la inspección minuciosa del Boeing 737 Max y se descubrió que su cableado vendría con un riesgo igual de peligroso.

Mientras desarrollaban el nuevo software y sensores par el MCAS los ingenieros de Boeing encontraron que si dos haces de cables colocados muy juntos hacia la parte trasera del avión causaban un cortocircuito eléctrico, podría provocar un accidente fatal.

Ya que se trata del cableado que se conecta al motor que controla el estabilizador, la aleta horizontal en la cola de un avión, enviando señales desde la computadora de control de vuelo que puede empujar la nariz del avión hacia abajo o levantarla.

Esos sets de cables están demasiado juntos y en caso de un cortocircuito podría desatar una sucesión de fallos que deriven en otro accidente similar a los ya acontecidos.

El asunto delicado es que la compañía aún trabaja en determinar cómo podría suceder exactamente ese cortocircuito o si sería necesario re ensamblar esa parte de la nave.

Pero los modelos Boeing  737 NG tienen exactamente el mismo tipo de cableado. Y ese modelo sigue volando en varias aerolíneas.