Trent Reznor destroza su propia banda sonora para Bird Box

Trent Reznor destroza su propia banda sonora para Bird Box

A un año del estreno de Bird Box Trent Reznor revela todos lo que sufrió con la producción de la película más vista de Netflix.

Hace un año en este temporada de fin de año todo el mundo se obsesionó con Bird Box. La película exclusiva de Netflix que todos vimos para convertirla en la más exitosa en la historia de la plataforma. En ese momento.

Bird Box se convierte en la película original de Netflix con el estreno más exitoso

La cinta protagonizada por Sandra Bullock ha sido vista desde más de 45 millones de cuentas del servicio de streaming.

Durante meses se llevó a cabo el acalorado debate sobre si la película era buena o una auténtica tomadura de pelo.

El paso del tiempo fue filtrando detalles de la producción que insinuaban que en realidad todo había sido un poco improvisado. Y ahora Trent Reznor, compositor de la banda sonora de Bird Box, ha roto el silencio para confirmar todo:

Bird Box

Estás atrapado con un editor de películas que tenía muy mal gusto. Ese era nuestro tipo de barricada para conseguir cosas buenas con la cinta.

Y la cereza en el pastel fue que estábamos de gira cuando hicieron la mezcla final de la película.

Y mezclaron la música a un volumen tan bajo que no se podía escuchar de todos modos.

Esa fue una gran y jodida pérdida de tiempo. Entonces pensamos, "nadie va a ver esta película de m**rda".

Y, por supuesto, es la película más grande jamás vista en Netflix.

Son las declaraciones del compositor, en una entrevista con Revolver, vía Variety. Y tal como podemos apreciar el muchacho odió el resultado final. Aunque se haya vuelto tan popular entre la audiencia.

A un mes de su estreno Bird Box habría sido vista por más de 80 millones de espectadores. Pero seis meses después, en 2019, Adam Sandler y Jennifer Aniston la borraron de la historia, luego de reunir 30 millones de espectadores en tres días con Murder Mistery.

Ahora, prácticamente nadie recordaba a Bird Box. Excepto por aquellos insensatos retos virales.