Spotify vs. Tidal ¿Cuál es mejor? [FW Labs]

Spotify vs. Tidal ¿Cuál es mejor? [FW Labs]

Comparamos ambos servicios de streaming musical.

A finales de noviembre, con motivo de Black Friday, Tidal lanzó una promoción espectacular que aproveché. El servicio de streaming musical, que actualmente es propiedad de Jay Z, tiene menos usuarios que el gigante Spotify. Como usuaria hace años de este último, la promoción me pareció una buena oportunidad para probar un servicio musical distinto. Con una semana de comparación entre ambas marcas, me atreví a tratar de contestar la pregunta del millón en cuanto a plataformas de streaming musicales se trata: ¿Tidal o Spotify?.

Precio

La primera y más notoria diferencia entre ambos servicios, es el precio. Tidal es costoso, y bastante restrictivo para muchos bolsillos. Los planes parten desde USD $10 mensuales para un usuario con calidad de sonido estándar, hasta USD $20  el plan HiFi, con música con sonido de alta fidelidad. El plan estándar para un usuario en Spotify, sale CLP $3500, unos USD $5 aproximados. La mitad del plan básico de Tidal. En ambas plataformas existen planes familiares. La versión premium de Tidal permite hasta 5 usuarios por USD $30 aproximados, un precio bastante elevado en comparación al plan familiar de Spotify, que permite hasta 6 cuentas por un precio de CLP $5290 (USD $7 aproximados).

Evidentemente Tidal cuesta más. La razón para esto es que el servicio le paga más dinero en royalties a los artistas. Además, ofrece mejor calidad de sonido, por lo que es su precio es mayor.

En cuanto a tarifas, evidentemente gana Spotify. Sin la promoción de Black Friday, Tidal resulta impagable para mí.

Calidad de audio

Como dije antes, Tidal ofrece mejor calidad de audio. Su plan premium ofrece sonido de alta fidelidad, con archivos de música mucho menos comprimidos. Tidal HiFi se basa en FLAC, un formato de streaming más sólido y realista, en comparación al clásico mp3 que utiliza Spotify, que tiene mayor compresión. Además, ciertas canciones de su catálogo están marcadas con una “M” de “Masters”. Estas canciones son “una experiencia de audio exacta a lo que el artista pretendía”, según Tidal. Como referencia, las canciones en Spotify tienen una máxima resolución de ~320 kbps, versus las canciones HiFi de Tidal, que tienen una resolución de 44.1 kH/16 bit. Los Master tienen una resolución de más del doble que las HiFi, de 96 kHz/24 bit. Una profundidad que es una locura. Para tratar de entenderlo,  se podría decir que es lo más cercano que tenemos hoy en día en streaming, a lo que escucha el sonidista al hacer la mezcla en el estudio.

Al momento de probar Tidal, sentí una gran diferencia. Me volví un poco loca buscando a mis artistas favoritos para ver si tenían discos disponibles en “Master”. Juro que escuché sonidos que nunca antes había oído en mis canciones favoritas. Sin embargo, pensé que quizás mi entusiasmo era sicológico, ya que no soy experta en sonido. Con la intención de probar si la diferencia de calidad en el audio entre ambas plataformas es evidente para el usuario medio, en las oficinas de FayerWayer le pedí a mis colegas que me ayudaran a hacer un experimento. Éste consistía en ponerse audífonos de gama media-alta cableados para escuchar una serie de canciones de distintos géneros. Escucharían la misma parte dos veces, una en cada plataforma. Luego de eso, debían elegir cuál se escuchaba mejor. Ninguno de los que fueron puestos a prueba pudo distinguir el 100% de las canciones en Tidal. De hecho, la mayoría favoreció a Spotify más veces que a su competencia. Claramente esta prueba no es científica y no define nada, pero me sirvió de referencia para saber que quizás la calidad en sonido no es tan notoria para el usuario medio. Sin embargo, sigo pensando que es mejor la calidad de Tidal. Genuinamente escucho una diferencia entre ambos servicios de streaming y me gusta pensar que estoy escuchando música de la mejor forma en que se puede hacer. Hace que me sienta lujosa. Declaro ganador a Tidal.

tidal

Datos

Mencioné anteriormente que llevo recién una semana escuchando Tidal, pero eso fue suficiente para gastar todos los datos móviles de mi celular. La plataforma propiedad de Jay Z prioriza la calidad de la música por sobre una compresión mayor, lo que afecta directamente al gasto de internet para sus usuarios. Como en mi teléfono utilizo más aplicaciones, no puedo saber a ciencia cierta el gasto exacto. Pero comparado con mi gasto usual de cada mes, definitivamente hubo un incremento significativo. Sumado a eso, varias compañías teléfonicas ofrecen planes en los que Spotify no descuenta datos (aló, Neutralidad en la Red), no así Tidal, que tiene solo convenio con Wom y en facilidad de pago, pero nada más. Considerando todo esto, el ganador es Spotify. Sin embargo, ambas plataformas tienen opciones de uso en modo offline, lo que amaina un poco el consumo.

Plataforma

Ambos servicios ofrecen un programa para escritorio, una aplicación para celular y permiten el uso en web. En cuanto a diseño son bastante parecidas. Ambas aplicaciones para celular son bastante rápidas e intuitivas. La mayor diferencia que pude encontrar fue en su versión de escritorio. Spotify generalmente funciona bien, pero a veces (y bastante seguido) presenta problemas para encontrar música o usar el buscador. Generalmente cuando pasa esto, lo soluciono cerrándolo y volviéndolo a abrir. Un poco cansada de esta dinámica, debo admitir que fue un agrado utilizar Tidal de escritorio. Es muy rápido y hasta ahora no me ha dado ningún problema de funcionamiento. Es capaz de reproducir videoclips en alta calidad (y con algunas piezas exclusivas), función que Spotify no ofrece, y anda de maravilla. Lo que sí ofrece Spotify, que Tidal no tiene, es la posibilidad de tener de “amigos” a otros usuarios. Funciona como una especie de red social, y tiene un visor de la actividad de amigos, que te permite ver qué están escuchando. En lo personal, nunca enganché con esas funciones, por lo que no me molestó que no estuvieran en Tidal. De hecho, lo prefiero así ya que ocupa bastante espacio. Depende del uso que le quieras dar. Tomando todo esto en cuenta, a mi gusto la plataforma de Tidal es mejor.

Catálogo

El catálogo de Tidal ofrece más canciones que el de Spotify, con aproximadamente 40 millones de canciones vs. 35 millones del otro servicio. Además, tiene tratos de lanzamientos exclusivos con ciertos artistas, por ejemplo Taylor Swift o Beyonce. Sin embargo, esto no es un problema tan grave, ya que ambos catálogos son extensos y en mi caso, es poca la música que me gusta que esté en una plataforma y en la otra no. Pareciera que es categoría ganada por paliza por Tidal, pero no es una decisión que me resulte tan fácil. Pasa que soy auditora de varios podcast y Spotify ofrece un gran catálogo de estos. En Tidal hay unos cuantos, muchos producidos por ellos mismos, pero definitivamente no es una prioridad para la empresa. En cambio, Spotify ha dado a los podcast un lugar cada vez más importante. Al permitir que creadores distribuyan contenido en su plataforma, Spotify armó un gran catálogo de podcast y la posibilidad de suscribirse.

Sin embargo Tidal, como dije anteriormente, tiene un gran catálogo de videoclips. En esta categoría declaro un empate.

Netflix anuncia que convertirá historia de Spotify en serie

Conclusión ¿Spotify o Tidal?

Es difícil elegir cuál es mejor, porque ambos se enfocan en potenciar características distintas, aunque en cuanto a elección de usuarios, hay un ganador claro. Tidal tiene aproximadamente 3 millones de suscriptores, lo cual no es real competencia para Spotify, que tiene 248 millones aproximados. Mi experiencia con ambas plataformas ha sido bastante positiva, pero después de los meses que pague Tidal con la promoción, lo más seguro es que no la siga utilizando. Sin embargo, la recomiendo totalmente. Al final, es cuestión de gusto de cada uno.