Polo Norte magnético de la Tierra cambia de rumbo hacia Siberia

Polo Norte magnético de la Tierra cambia de rumbo hacia Siberia

Según una reciente investigación el Polo Norte de la Tierra estaría migrando rápidamente en rumbo a una de las zonas más frías del planeta.

Un grupo de científicos pertenecientes de diferentes partes del mundo está teniendo serias complicaciones en comprender el por qué el polo norte magnético de la Tierra está avanzando de forma rápida en dirección hacia Siberia.

Normalmente el norte magnético de la Tierra suele moverse, pero lo que ahora tiene desconcertado a los investigadores es que la velocidad con que este se está moviendo es mucho mayor.

La velocidad que se estaría moviendo es mayor a registros anteriores y para los expertos, esta situación les llama profundamente la atención ya que nunca habían registrado una velocidad tan rápida en el normal movimiento del polo.

Polo Norte magnético de la Tierra cambia de rumbo hacia Siberia

Polo norte magnético se mueve a gran velocidad

En general, el polo norte del planeta nunca es estacionario y constantemente, debido a las fluctuaciones en todos los flujos del núcleo de hierro fundido en la Tierra, este suele cambiar de dirección constantemente.

Sin embargo, el movimiento suele ser siempre suave y lento, y para los expertos no es complejo poder rastrear su ubicación. Sin embargo, durante este último tiempo, el movimiento se ha acelerado llegando a los 54 kilómetros por año.

Polo Norte magnético de la Tierra cambia de rumbo hacia Siberia

Normalmente este alcanzaba un total de 40 kilómetros por año, pero ahora a aumentado considerablemente y lo que es más preocupante, esto ha ocurrido sólo en los últimos años.

En palabras de Ciaran Beggan, Geofísico perteneciente a la Universidad de Endimburgo afirmó que "no sabemos mucho sobre estos cambios en el núcleo que impulsa el movimiento del polo norte magnético de la Tierra, pero por ahora estamos intentando mapear el campo y calcular a lo largo del tiempo sus movimientos para así comprender de mejor forma este fenómeno".

Recordemos que los sistemas GPS y aplicaciones brújula alrededor del orbe suelen actualizarse cada cinco años par así poder mantener servicios precisos y renovados. Por ahora los expertos estiman que este movimiento no afectará la precisión actual en el planeta ni tampoco debería generar problemas con los sistemas mundiales de navegación los cuales son: GPS, Glonass, Galileo y Qzss.