Polo Magnético del Norte se está moviendo a Rusia demasiado rápido

Polo Magnético del Norte se está moviendo a Rusia demasiado rápido

A una velocidad de 54 kilómetros por año.

El mundo está cambiando a un ritmo vertiginoso. Pero no sólo sucedería en la industria tecnológica y de la ciencia. También sucedería con nuestro propio planeta, no sólo por el cambio climático y los glaciares derretidos. Ya que sucede que el polo magnético del norte también se está alterando.

Gigantesco glaciar Mont Blanc en Italia se encuentra a punto de colapsar

La emergencia es tal que las autoridades del lugar ya han evacuado gran parte de los alrededores de Mont Blanc debido al inminente colapso del glaciar.

De acuerdo con los colegas de Nature World News, el polo magnético norte de la Tierra se está desplazando a través del Ártico canadiense con dirección hacia Siberia, Rusia, con un inexplicable total de 54 kilómetros por este año.

Brad Singer, geólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison. Ahonda sobre la situación, resaltando la consecuencia más curiosa de este fenómeno. En donde el campo magnético de la Tierra podría estarse debilitando.

Aunque este desplazamiento no afectaría al medio ambiente, ni los sedimentos oceánicos, o los hielos antárticos de manera significativa.

Las inversiones se producen en las partes más profundas del interior de la Tierra, pero los efectos se manifiestan en todo el planeta y especialmente en la superficie de la Tierra y en la atmósfera.

A menos de que tengas un registro completo, preciso y de alta resolución de cómo es realmente una inversión de campo en la superficie de la Tierra, es difícil discutir cuáles son las mecánicas para generar una inversión.

El glaciar más peligroso del mundo se está derritiendo rápidamente

El derretimiento de Thwaites, considerado el glaciar más peligroso del mundo, representa una seria amenaza para un eventual aumento del nivel del mar.

Este fenómeno no es nada nuevo y se detectó desde principios del siglo XIX. Pero este año 2019 el movimiento habría sido mucho más rápido de lo calculado, llegando a su punto actual con casi 12 meses de anticipación.

Sin embargo los últimos datos sugieren que la velocidad promedio de este desplazamiento será por lo menos un poco más baja para el próximo año. Avanzando menos de 40 kilómetros.

Aún así, no hay motivo científico para preocuparse.