Ciencia: El agua fuera de la Tierra podría ser muy diferente a la que conocemos

Ciencia: El agua fuera de la Tierra podría ser muy diferente a la que conocemos

De acuerdo a la ciencia, el agua que se encuentra fuera de nuestro planeta es muy diferente a la que conocemos, aquí te contamos todo.

La ciencia nos ha dicho que el agua es algo muy importante para nuestro planeta y para nuestros cuerpos, y es totalmente cierto. El agua se ha convertido en lo mas importante que tenemos, incluso en un futuro se dice que habrá guerras por el agua y es por eso que los científicos se han comenzando a interesar más en la manera en que podemos reciclar el agua y aprovechar toda la que tenemos en el mundo.

Pero también la ciencia se ha interesado en encontrar planetas que los humanos podríamos utilizar en algún futuro muy lejano como una segunda Tierra. Pero al parecer, a pesar de que se han encontrado muchos exoplanetas similares a nuestro planeta, el agua en muchos de estos podría ser tan diferente a la nuestra que ni siquiera te gustaría acércate a esta.

Aguas negras por todo el universo

Recientemente, un experimento en el “Laboratory for Laser Energetics” en New York demostró que no toda el agua que hay en el universo es igual, sino que hay un tipo de agua que es demasiado extraña para que todos lo puedan creer, y aún así, se encuentra por todo el universo.

Ciencia agua

Este experimento consiste en disparar el láser más potente de la Tierra contra una gota de agua normal. Con esto se crea un golpe tan fuerte que la presión del agua se eleva de manera impresionante y su temperatura llega a miles de grados. Lo que nos ayuda a ver como sería el agua bajo esas condiciones extremas.

El resultado: el agua cambió para siempre de una manera extrema, ya que no se vaporizó, en su lugar se congeló, creando “Hielo Superiónico” por primera vez. Este tiene hielo tiene dos características muy extrañas, ya que es negro y es caliente. Además, un cubo de este hielo puede pesar lo mismo que uno normal.

Se cree que esta forma de agua se encuentra en el centro de planetas como Urano y Neptuno y que podría ser la forma de agua más abundante en el universo.