Desde ahora China exige realizar escaneo facial antes de comprar tarjetas SIM

Desde ahora China exige realizar escaneo facial antes de comprar tarjetas SIM

Este requisito de las autoridades en China exige que las personas, antes de compra una nueva tarjeta SIM, se realice un escaneo facial para identificación.

Una nuevo reglamento ha surgido desde Pekín, ya que autoridades Chinas gestionaron desde ahora que las operadoras de telefonía móvil deben realizar escaneo facial de los rostros de los nuevos usuarios que compren tarjetas SIM.

La justificación que han entregado las autoridades Chinas para esta acción se basa en contribuir a mejorar la administración del registro de nuevos abonados telefónicos a través de su nombre real, para así ofrecer garantías en los derechos e intereses de cada usuario.

La manera en que se aplicará este sistema será bajo la Inteligencia Artificial en conjunto de otras tecnologías, con las cuales a través el rostro de una persona se podrá dejar un registro para así dejar documentada la compra.

Desde ahora China exige realizar escaneo facial antes de comprar tarjetas SIM

Compra tarjeta SIM y reconocimiento facial

En el comunicado entregado por el Ministerio de Comunicaciones en China se resalta que esta medida se toma para "combatir eficazmente el fraude en Internet y en las telecomunicaciones en general, así como responder a los nuevos desafíos que enfrentar las redes en general".

Este cambio comenzó a ser vigente en el país desde este 1 de diciembre en el país, por lo que desde ahora se tratará de evitar la reventa de las tarjetas SIM en el país, función que las compañías telefónicas tendrán gracias a estos nuevos reglamentos.

Desde ahora China exige realizar escaneo facial antes de comprar tarjetas SIM

Es por esto que, desde ahora, las empresas deberán informar a sus clientes por todos los medios a que no revendan su tarjeta SIM, ya que esto será ilegal. La recomendación radica en que, si es necesario, compren una nueva en los lugares de ventas oficiales.

La tasa de reventa de las tarjetas SIM en China era considerablemente alta, por lo que esta medida busca frenarla de raíz y con esto ordenar el mercado, el cual es sin duda uno de los más grandes del mundo con más de miles de millones de usuarios activos.