Australia registró su día más caluroso en todo el año llegando a una temperatura extrema

Australia registró su día más caluroso en todo el año llegando a una temperatura extrema

El día de ayer en Australia se registró en gran parte del territorio del país una temperatura que supero los 41 grados celsius.

Australia registró este pasado marte la temperatura más alta de todo este 2019, alcanzando los 40.9 grados celsius.

Un equipo de meteorólogos locales afirmó que en estos momentos gran parte del país está siendo afectado por una ola de calor de granees proporciones y se espera que durante los días siguientes las temperaturas sigan aumentando.

A raíz de esta situación, se han levantado una serie de advertencias de salud a lo largo del país para que las personas tomen las medidas necesarias y no corran riesgos tras el extremo calor que afecta su territorio.

Australia y ola de calor

Aunque en estos momentos en gran parte del país se registran altas temperaturas, el calor extremo se ha concentrado en la zona del sureste de Australia, donde los termómetros superaron el pasado martes los 41 grados celsius.

Ante esto, los meteorólogos de la zona mantienen constante preocupación debido a que este 2019 no ha sido un año fácil para el país, porque han sido afectados por devastadores incendios forestales los cuales han afectado gran parte del territorio causando serio daño en la flora y fauna de la zona, además de provocar una mala calidad del aire a nivel general.

Australia registró su día más caluroso en todo el año llegando a una temperatura extrema

De forma previa, el récord de calor en el país había sido logrado en el año 2013, cuando por aquel entonces los termómetros marcaron los 40.3 grados celsius. Sin embargo, durante este año ha sido peor y los expertos indican que estas condiciones podrán empeorar aún mas.

A raíz de esto, una de las preocupaciones mayores son los incendios forestales, los que durante el último tiempo han sido un serio problema para sus habitantes, tras lo complejo que resulta poder eliminar los focos principales.

En palabras de Sarah Scully, meteoróloga de la Oficina Australiana de Meteorología "Esperamos que grandes áreas del sur de Australia, como Victoria y Nueva Gales del sur experimenten temperaturas entre 40 y 41 grados, causando serios problemas principalmente en lo que respecta a los incendios forestales"